La Fe... Nuestra fuerza para vivir...

El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz. (Madre Teresa de Calcuta)
La fe se refiere a cosas que no se ven, y la esperanza, a cosas que no están al alcance de la mano. (Santo Tomás de Aquino)
No debemos perder la fe en la humanidad que es como el océano: no se ensucia porque algunas de sus gotas estén sucias. (Gandhi)

miércoles, 11 de diciembre de 2013

MIÉRCOLES DE LA SEGUNDA SEMANA DE ADVIENTO (Memoria de San Dámaso I, Papa)

VEN, SEÑOR, Y NO TARDES, ILUMINA LOS SECRETOS
DE LAS TINIEBLAS Y MANIFIÉSTATE A TODAS LAS NACIONES.

ALELUYA, ALELUYA.
Ya viene el Señor para salvar a su pueblo. Dichosos los que estén preparados para salir a su encuentro.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (11, 28-30)

En aquel tiempo, Jesús dijo: “Vengan a mí, todos los que están fatigados y agobiados por  la carga, y yo los aliviaré. Tomen mi yugo sobre ustedes y aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontrarán descanso, porque mi yugo es suave y mi carga, ligera”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

No permitas, Padre todopoderoso, que quienes esperamos la llegada consoladora de nuestro salvador desfallezcamos en la tarea, que tú nos has encomendado, de prepararnos a su venida. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

BENDICE AL SEÑOR, 
ALMA MÍA




No hay comentarios:

Publicar un comentario