La Fe... Nuestra fuerza para vivir...

El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz. (Madre Teresa de Calcuta)
La fe se refiere a cosas que no se ven, y la esperanza, a cosas que no están al alcance de la mano. (Santo Tomás de Aquino)
No debemos perder la fe en la humanidad que es como el océano: no se ensucia porque algunas de sus gotas estén sucias. (Gandhi)

jueves, 31 de octubre de 2013

JUEVES DE LA TRIGÉSIMA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

QUE LLEGUE HASTA TI MI SÚPLICA, SEÑOR,
Y ENCUENTREN ACOGIDA MIS PLEGARIAS.

ALELUYA, ALELUYA.
¡Bendito el rey que viene en el nombre del Señor! ¡Paz en el cielo y gloria en las alturas!
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (13, 31-35)

                En aquel tiempo, se acercaron a Jesús unos fariseos y le dijeron: “Vete de aquí, porque Herodes quiere matarte”.

                El les contestó: “Vayan a decirle a ese zorro que seguiré expulsando demonios y haciendo curaciones hoy y mañana, y que al tercer día terminaré mi obra. Sin embargo, hoy, mañana y pasado mañana tengo que seguir mi camino, porque no conviene que un profeta muera fuera de Jerusalén.

                ¡Jerusalén, Jerusalén, que matas y apedreas a los profetas que Dios te envía! ¡Cuántas veces he querido reunir a tus hijos, como la gallina reúne a sus pollitos bajo las alas, pero tú no has querido!

                Así pues, la casa de ustedes quedará abandonada. Yo les digo que no me volverán a ver hasta el día en que digan: ‘¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!’ ”

Palabra del Señor.
 
ORACIÓN

                Ayúdanos, Señor, a dejar en tus manos paternales todas nuestras preocupaciones, a fin de que podamos entregarnos con mayor libertad a tu servicio. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

SÁLVAME, SEÑOR, POR TU BONDAD




miércoles, 30 de octubre de 2013

MIÉRCOLES DE LA TRIGÉSIMA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

SEÑOR, NO ME ABANDONES, NO TE ME ALEJES,
DIOS MÍO. VEN DE PRISA A SOCORRERME,
SEÑOR, MI SALVADOR.

ALELUYA, ALELUYA.
Dios nos ha llamado, por medio del Evangelio, a participar de la gloria de nuestro Señor Jesucristo.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (13, 22-30)
               
                En aquel tiempo, Jesús iba enseñando por ciudades y pueblos, mientras se encaminaba a Jerusalén. Alguien le preguntó: “Señor, ¿es verdad que son pocos los que se salvan?”

                Jesús le respondió: “Esfuércense por entrar por la puerta, que es angosta, pues yo les aseguro que muchos tratarán de entrar y no podrán. Cuando el dueño de la casa se levante de la mesa y cierre la puerta, ustedes se quedarán afuera y se pondrán a tocar la puerta, diciendo: ‘Señor, ábrenos’. Pero él les responderá: ‘No sé quiénes son ustedes’. Entonces le dirán con insistencia: ‘Hemos comido y bebido contigo y tú has enseñado en nuestras plazas’. Pero él replicará: ‘Yo les aseguro que no sé quiénes son ustedes. Apártense de mí, todos ustedes los que hacen el mal’. Entonces llorarán ustedes y se desesperarán, cuando vean a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el Reino de Dios, y ustedes se vean echados fuera. Vendrán muchos del oriente y del poniente, del norte y del sur, y participarán en el banquete del Reino de Dios.

                Pues los que ahora son los últimos, serán los primeros; y los que ahora son los primeros, serán los últimos”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

                Dios omnipotente y misericordioso, de cuya mano proviene el don de servirte y de alabarte, ayúdanos a vencer en esta vida cuanto pueda separarnos de ti. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

CONFÍO, SEÑOR, EN TU BONDAD



martes, 29 de octubre de 2013

MARTES DE LA TRIGÉSIMA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

ALÉGRESE EL CORAZÓN DE LOS QUE BUSCAN AL SEÑOR.
BUSCAD LA AYUDA DEL SEÑOR;
BUSCAD CONTINUAMENTE SU PRESENCIA.

ALELUYA, ALELUYA.
Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has revelado los misterios del Reino a la gente sencilla.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (13, 18-21)

                En aquel tiempo, Jesús dijo: “¿A qué se parece el Reino de Dios? ¿Con qué podré compararlo? Se parece a la semilla de mostaza que un hombre sembró en su huerta; creció y se convirtió en un arbusto grande y los pájaros anidaron en sus ramas”.

                Y dijo de nuevo: “¿Con qué podré comparar al Reino de Dios? Con la levadura que una mujer mezcla con tres medidas de harina y que hace fermentar toda la masa”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

                Aumenta, Señor, en nosotros la fe, la esperanza y la caridad para que cumplamos con amor tus mandamientos y podamos conseguir, así, el cielo que nos tienes prometido. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.



GRANDES COSAS HAS HECHO POR NOSOTROS, SEÑOR

lunes, 28 de octubre de 2013

FIESTA DE SAN SIMÓN Y SAN JUDAS, APÓSTOLES

ESTOS SANTOS VARONES HAN SIDO ESCOGIDOS POR DIOS
EN SU INFINITO AMOR Y HAN RECIBIDO DE ÉL LA GLORIA ETERNA.

ALELUYA, ALELUYA.
Señor, Dios eterno, alegres te cantamos, a ti nuestra alabanza. A ti, Señor, te alaba el coro celestial de los apóstoles.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (6, 12-19)
 
Por aquellos días, Jesús se retiró al monte a orar y se pasó la noche en oración con Dios.

Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos, eligió a doce de entre ellos y les dio el nombre de apóstoles. Eran Simón, a quien llamó Pedro, y su hermano Andrés; Santiago y Juan; Felipe y Bartolomé; Mateo y Tomás; Santiago, el hijo de Alfeo, y Simón, llamado el Fanático; Judas, el hijo de Santiago, y Judas Iscariote, que fue el traidor.

                Al bajar del monte con sus discípulos y sus apóstoles, se detuvo en un llano. Allí se encontraba mucha gente, que había venido tanto de Judea y Jerusalén, como de la costa de Tiro y de Sidón. Habían venido a oírlo y a que los curara de sus enfermedades; y los que eran atormentados por espíritus inmundos quedaban curados. Toda la gente procuraba tocarlo, porque salía de él una fuerza que sanaba a todos.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

          Dios nuestro, que nos has dado a conocer a tu Hijo por la predicación de los  Apóstoles, haz que, por intercesión, de los santos Simón y Judas, nosotros amemos cada día más a Cristo y que cada vez mayor número de hombres lo conozcan. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

EL MENSAJE DEL SEÑOR RESUENA EN TODA LA TIERRA

sábado, 26 de octubre de 2013

TRIGÉSIMO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO - DÍA DEL SEÑOR

ALÉGRESE EL CORAZÓN DE LOS QUE BUSCAN AL SEÑOR.
BUSCAD LA AYUDA DEL SEÑOR;
BUSCAD CONTINUAMENTE SU PRESENCIA.

ALELUYA, ALELUYA.
Dios ha reconciliado consigo al mundo, por medio de Cristo, y nos ha encomendado a nosotros el mensaje de la reconciliación.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (18, 9-14)

En aquel tiempo, Jesús dijo esta parábola sobre algunos que se tenían por justos y despreciaban a los demás:

“Dos hombres subieron al templo para orar: uno era fariseo y el otro, publicano. El fariseo, erguido, oraba así en su interior: ‘Dios mío, te doy gracias porque no soy como los demás hombres: ladrones, injustos y adúlteros; tampoco soy como ese publicano. Ayuno dos veces por semana y pago el diezmo de todas mis ganancias’.

El publicano, en cambio, se quedó lejos y no se atrevía a levantar los ojos al cielo. Lo único que hacía era golpearse el pecho, diciendo: ‘Dios mío, apiádate de mí, que soy un pecador’.

Pues bien, yo les aseguro que éste bajó a su casa justificado y aquél no; porque todo el que se enaltece será humillado y el que se humilla será enaltecido”.

Palabra del Señor.
 
ORACIÓN

Aumenta, Señor, en nosotros la fe, la esperanza y la caridad para que cumplamos con amor tus mandamientos y podamos conseguir, así, el cielo que nos tienes prometido. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


EL SEÑOR NO ESTÁ LEJOS DE SUS FIELES


SÁBADO DE LA VIGÉSIMO NOVENA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO (Memoria de Santa María)

DICHOSA TÚ, VIRGEN MARÍA,
QUE LLEVASTE EN TU SENO AL CREADOR DEL UNIVERSO;
DISTE A LA LUZ AL QUE TE CREÓ,
Y PERMANECES VIRGEN PARA SIEMPRE.

ALELUYA, ALELUYA.
No quiero la muerte del pecador, sino que se arrepienta y viva, dice el Señor.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (13, 1-9)
 
En aquel tiempo, algunos hombres fueron a ver a Jesús y le contaron que Pilato había mandado matar a unos galileos, mientras estaban ofreciendo sus sacrificios. Jesús les hizo este comentario: “¿Piensan ustedes que aquellos galileos, porque les sucedió esto, eran más pecadores que todos los demás galileos? Ciertamente que no; y si ustedes no se convierten, perecerán de manera semejante. Y aquellos dieciocho que murieron aplastados por la torre de Siloé, ¿piensan acaso que eran más culpables que todos los demás habitantes de Jerusalén? Ciertamente que no; y si ustedes no se arrepienten, perecerán de manera semejante”.

Entonces les dijo esta parábola: “Un hombre tenía una higuera plantada en su viñedo; fue a buscar higos y no los encontró. Dijo entonces al viñador: ‘Mira, durante tres años seguidos he venido a buscar higos en esta higuera y no los he encontrado. Córtala. ¿Para qué ocupa la tierra inútilmente?’ El viñador le contestó: ‘Señor, déjala todavía este año; voy a aflojar la tierra alrededor y a echarle abono, para ver si da fruto. Si no, el año que viene la cortaré’ ”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN
 
Fortalece, Dios misericordioso, nuestra debilidad, para que todos los que ahora recordamos con veneración a la santa Madre de Dios, podamos, por su intercesión y ayuda, levantarnos de nuestros pecados. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


HAZ, SEÑOR, QUE TE BUSQUEMOS



viernes, 25 de octubre de 2013

VIERNES DE LA VIGÉSIMO NOVENA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

YO TE INVOCO PORQUE TÚ ME RESPONDES, DIOS MÍO;
ATIÉNDEME Y ESCUCHA MIS PALABRAS.
CUÍDAME COMO A LA NIÑA DE TUS OJOS
Y CÚBREME BAJO LA SOMBRA DE TUS ALAS.

ALELUYA, ALELUYA.
Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has revelado los misterios del Reino a la gente sencilla.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (12, 54-59)
 
En aquel tiempo, Jesús dijo a la multitud: “Cuando ustedes ven que una nube se va levantando por el poniente, enseguida dicen que va a llover, y en efecto, llueve. Cuando el viento sopla del sur, dicen que hará calor, y así sucede. ¡Hipócritas! Si saben interpretar el aspecto que tienen el cielo y la tierra, ¿por qué no interpretan entonces los signos del tiempo presente? ¿Por qué, pues, no juzgan por ustedes mismos lo que les conviene hacer ahora?

Cuando vayas con tu adversario a presentarte ante la autoridad, haz todo lo posible por llegar a un acuerdo con él en el camino, para que no te lleve ante el juez, el juez te entregue a la policía, y la policía te meta en la cárcel. Yo te aseguro que no saldrás de ahí hasta que pagues el último centavo”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Dios todopoderoso y eterno, haz que nuestra voluntad sea siempre dócil a la tuya y que te sirvamos con un corazón sincero. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

ENSÉÑAME, SEÑOR, A GUSTAR TUS MANDAMIENTOS

jueves, 24 de octubre de 2013

JUEVES DE LA VIGÉSIMO NOVENA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

SI CONSERVARAS EL RECUERDO DE NUESTRAS FALTAS,
¿QUIÉN HABRÍA, SEÑOR, QUE SE SALVARA?
PERO TÚ, DIOS DE ISRAEL, ERES DIOS DE PERDÓN.

ALELUYA, ALELUYA.
Todo lo considero una pérdida y lo tengo por basura, para ganar a Cristo y vivir unido a él.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (12, 49-53)

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “He venido a traer fuego a la tierra ¡y cuánto desearía que ya estuviera ardiendo! Tengo que recibir un bautismo ¡y cómo me angustio mientras llega!

¿Piensan acaso que he venido a traer paz a la tierra? De ningún modo. No he venido a traer la paz, sino la división. De aquí en adelante, de cinco que haya en una familia,  estarán divididos tres contra dos y dos contra tres. Estará dividido el padre contra el hijo, el hijo contra el padre, la madre contra la hija y la hija contra la madre, la suegra contra la nuera y la nuera contra la suegra”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Te pedimos, Señor, que tu gracia nos inspire y acompañe siempre para que podamos descubrirte en todos y amarte y servirte en cada uno. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


DICHOSO EL HOMBRE QUE CONFÍA EN EL SEÑOR


miércoles, 23 de octubre de 2013

MIÉRCOLES DE LA VIGÉSIMO NOVENA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO (Memoria De San Juan De Capistrano, Presbítero)

TODO DEPENDE DE TU VOLUNTAD, SEÑOR,
Y NADIE PUEDE RESISTIRSE A ELLA.
TÚ HAS HECHO LOS CIELOS Y LA TIERRA
Y LAS MARAVILLAS QUE CONTIENEN.
TÚ ERES EL SEÑOR DEL UNIVERSO.

ALELUYA, ALELUYA.
Estén preparados, porque no saben a qué hora va a venir el Hijo del hombre.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (12, 39-48)

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Fíjense en esto: Si un padre de familia supiera a qué hora va a venir el ladrón, estaría vigilando y no dejaría que se le metiera por un boquete en su casa. Pues también ustedes estén preparados, porque a la hora en que menos lo piensen, vendrá el Hijo del hombre”.

Entonces Pedro le preguntó a Jesús: “¿Dices esta parábola sólo por nosotros o por todos?”

El Señor le respondió: “Supongan que un administrador, puesto por su amo al frente de la servidumbre con el encargo de repartirles a su tiempo los alimentos, se porta con fidelidad y prudencia. Dichoso ese siervo, si el amo, a su llegada, lo encuentra cumpliendo con su deber. Yo les aseguro que lo pondrá al frente de todo lo que tiene.

Pero si ese siervo piensa: ‘Mi amo tardará en llegar’ y empieza a maltratar a los otros siervos y siervas, a comer, a beber y a embriagarse, el día menos pensado y a la hora más inesperada llegará su amo y lo castigará severamente y le hará correr la misma suerte de los desleales.

El siervo que conociendo la voluntad de su amo, no haya preparado ni hecho lo que debía, recibirá muchos azotes; pero el que, sin conocerla, haya hecho algo digno de castigo, recibirá pocos.

Al que mucho se le da, se le exigirá mucho; y al que mucho se le confía, se le exigirá  mucho más”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Padre lleno de amor, que nos concedes siempre más de lo que merecemos y deseamos, perdona misericordiosamente nuestras ofensas y otórganos aquellas gracias que no hemos sabido pedirte y tú sabes que necesitamos. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


EL SEÑOR ES NUESTRA AYUDA

martes, 22 de octubre de 2013

MARTES DE LA VIGÉSIMO NOVENA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

PODRÍAS HACER RECAER SOBRE NOSOTROS, SEÑOR,
TODO EL RIGOR  DE TU JUSTICIA, PORQUE
HEMOS PECADO CONTRA TI
Y HEMOS DESOBEDECIDO TUS MANDATOS;
PERO, HAZ HONOR A TU NOMBRE
Y TRÁTANOS CONFORME A TU INMENSA MISERICORDIA.

ALELUYA, ALELUYA.
Velen y oren, para que puedan presentarse sin temor ante el Hijo del hombre.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (12, 35-38)

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Estén listos, con la túnica puesta y las lámparas encendidas. Sean semejantes a los criados que están esperando a que su señor regrese de la boda, para abrirle en cuanto llegue y toque. Dichosos aquellos a quienes su señor, al llegar, encuentre en vela. Yo les aseguro que se recogerá la túnica, los hará sentar a la mesa y él mismo les servirá. Y si llega a medianoche o a la madrugada y los encuentra en vela, dichosos ellos”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Dios nuestro, que con tu perdón y tu misericordia, nos das la prueba más delicada de tu omnipotencia, apiádate de nosotros, pecadores, para que no desfallezcamos en la lucha por obtener el cielo que nos has prometido. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


CONCÉDENOS, SEÑOR, HACER TU VOLUNTAD

lunes, 21 de octubre de 2013

LUNES DE LA VIGÉSIMO NOVENA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

YO SOY LA SALVACIÓN DE MI PUEBLO, DICE EL SEÑOR.
LOS ESCUCHARÉ EN CUALQUIER TRIBULACIÓN
EN QUE ME LLAMEN Y SERÉ SIEMPRE SU DIOS.

ALELUYA, ALELUYA.
Dichosos los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (12, 13-21)
 
En aquel tiempo, hallándose Jesús en medio de una multitud, un hombre le dijo: “Maestro, dile a mi hermano que comparta conmigo la herencia”. Pero Jesús le contestó: “Amigo, ¿quién me ha puesto como juez en la distribución de herencias?”

Y dirigiéndose a la multitud, dijo: “Eviten toda clase de avaricia, porque la vida del hombre no depende de la abundancia de los bienes que posea”.

Después les propuso esta parábola: “Un hombre rico tuvo una gran cosecha y se puso a pensar: ‘¿Qué haré, porque no tengo ya en dónde almacenar la cosecha? Ya sé lo que voy a hacer: derribaré mis graneros y construiré otros más grandes para guardar ahí mi cosecha y todo lo que tengo. Entonces podré decirme: Ya tienes bienes acumulados para muchos años; descansa, come, bebe y date a la buena vida’. Pero Dios le dijo: ‘¡Insensato! Esta misma noche vas a morir. ¿Para quién serán todos tus bienes?’ Lo mismo le pasa al que amontona riquezas para sí mismo y no se hace rico de lo que vale ante Dios”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Dios nuestro, que en el amor a ti y a nuestro prójimo has querido resumir toda tu ley, concédenos descubrirte y amarte en nuestros hermanos para que podamos alcanzar la vida eterna. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.



BENDITO SEA EL SEÑOR, DIOS DE ISRAEL

sábado, 19 de octubre de 2013

LITURGIA DE LA MISA DE LA JORNADA MUNDIAL DE LAS MISIONES (DOMUND)

QUE EL SEÑOR SE APIADE DE NOSOTROS Y NOS BENDIGA;
QUE HAGA BRILLAR SU ROSTRO SOBRE NOSOTROS,
PARA QUE SE CONOZCA EN LA TIERRA SU CAMINO
Y ENTRE TODOS LOS PUEBLOS, SU SALVACIÓN.

ALELUYA, ALELUYA.
Vayan y enseñen a todas las naciones, dice el Señor, y sepan que yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS (16, 15-20)
 
En aquel tiempo, se apareció Jesús a los Once y les dijo: “Vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio a toda creatura. El que crea y se bautice, se salvará; el que se resista a creer, será condenado. Estos son los milagros que acompañarán a los que hayan creído: arrojarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos, y si beben un veneno mortal, no les hará daño; impondrán las manos a los enfermos y éstos quedarán sanos”.

El Señor Jesús, después de hablarles, subió al cielo y está sentado a la derecha de Dios. Ellos fueron y proclamaron el Evangelio por todas partes, y el Señor actuaba con ellos y confirmaba su predicación con los milagros que hacían.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Dios nuestro, que quieres que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad, mira la abundancia de tu mies y envíale operarios para que se anuncie el Evangelio a toda creatura; y tu pueblo, congregado por la palabra que da vida y sostenido con la fuerza de los sacramentos, avance por el camino de la salvación y del amor. Por nuestro Señor Jesucristo tu Hijo, que Contigo vive y reina en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

Amén.

TEN PIEDAD DE NOSOTROS, SEÑOR, Y BENDÍCENOS




MISA DEL DÍA: VIGÉSIMO NOVENO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO - DÍA DEL SEÑOR

YO TE INVOCO PORQUE TÚ ME RESPONDES,
DIOS MÍO; ATIÉNDEME Y ESCUCHA MIS PALABRAS.
CUÍDAME COMO A LA NIÑA DE TUS OJOS
Y CÚBREME BAJO LA SOMBRA DE TUS ALAS.

ALELUYA, ALELUYA.
La palabra de Dios es viva y eficaz y descubre los pensamientos e intenciones del corazón.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (18, 1-8)
 
En aquel tiempo, para enseñar a sus discípulos la necesidad de orar siempre y sin desfallecer, Jesús les propuso esta parábola:

“En cierta ciudad había un juez que no temía a Dios ni respetaba a los hombres. Vivía en aquella misma ciudad una viuda que acudía a él con frecuencia para decirle: ‘Hazme justicia contra mi adversario’.

Por mucho tiempo, el juez no le hizo caso, pero después se dijo: ‘Aunque no temo a Dios ni respeto a los hombres, sin embargo, por la insistencia de esta viuda, voy a hacerle justicia para que no me siga molestando’ ”.
 
Dicho esto, Jesús comentó: “Si así pensaba el juez injusto, ¿creen ustedes acaso que Dios no hará justicia a sus elegidos, que claman a él día y noche, y que los hará esperar? Yo les digo que les hará justicia sin tardar. Pero, cuando venga el Hijo del hombre, ¿creen ustedes que encontrará fe sobre la tierra?”

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Dios todopoderoso y eterno, haz que nuestra voluntad sea siempre dócil a la tuya y que te sirvamos con un corazón sincero. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


EL AUXILIO ME VIENE DEL SEÑOR


SÁBADO DE LA VIGÉSIMO OCTAVA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

A LOS QUE ESPERAN EN TI SEÑOR,
CONCÉDELES TU PAZ, Y CUMPLE ASÍ
LAS PALABRAS DE TUS PROFETAS; ESCÚCHAME, SEÑOR,
Y ATIENDE A LAS PLEGARIAS DE TU PUEBLO.

ALELUYA, ALELUYA.
El Espíritu de verdad dará testimonio de mí, dice el Señor, y también ustedes serán mis testigos.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (12, 8-12)

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Yo les aseguro que a todo aquel que me  reconozca abiertamente ante los hombres, lo reconocerá abiertamente el Hijo del hombre ante los ángeles de Dios; pero a aquel que me niegue ante los hombres, yo lo negaré ante los ángeles de Dios.
 
A todo aquel que diga una palabra contra el Hijo del hombre, se le perdonará; pero a aquel que blasfeme contra el Espíritu Santo, no se le perdonará.

Cuando los lleven a las sinagogas y ante los jueces y autoridades, no se preocupen de cómo se van a defender o qué van a decir, porque el Espíritu Santo les enseñará en aquel momento lo que convenga decir”.

Palabra del Señor.
 
ORACIÓN

Míranos, Señor, con ojos de misericordia y haz que experimentemos vivamente tu amor para que podamos servirte con todas nuestras fuerzas. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

EL SEÑOR NUNCA OLVIDA SUS PROMESAS




viernes, 18 de octubre de 2013

FIESTA DE SAN LUCAS EVANGELISTA

QUÉ HERMOSO ES VER CORRER SOBRE LOS MONTES
AL MENSAJERO QUE ANUNCIA LA PAZ,
QUE TRAE BUENAS NOTICIAS, QUE ANUNCIA LA SALVACIÓN.

ALELUYA, ALELUYA.
Yo los he elegido del mundo, dice el Señor, para que vayan y den fruto y su fruto permanezca.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (10, 1-9)
 
En aquel tiempo, Jesús designó a otros setenta y dos discípulos y los mandó por delante, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares a donde pensaba ir, y les dijo: “La cosecha es mucha y los trabajadores pocos. Rueguen, por tanto, al dueño de la mies que envíe trabajadores a sus campos. Pónganse en camino; yo los envío como corderos en medio de lobos. No lleven ni dinero, ni morral, ni sandalias y no se detengan a saludar a nadie por el camino. Cuando entren en una casa digan: ‘Que la paz reine en esta casa’. Y si allí hay gente amante de la paz, el deseo de paz de ustedes se cumplirá; si no, no se cumplirá. Quédense en esa casa. Coman y beban de lo que tengan, porque el trabajador tiene derecho a su salario. No anden de casa en casa. En cualquier ciudad donde entren y los reciban, coman lo que les den. Curen a los enfermos que haya y díganles: ‘Ya se acerca a ustedes el Reino de Dios’ ”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Señor, tú que elegiste a san Lucas para revelar al mundo, mediante su predicación y su Evangelio, el misterio de tu predilección por los pobres, haz que todos los que hemos recibido de ti la gracia de conocerte, unidos por un profundo espíritu de fraternidad, demos al mundo testimonio claro de tu amor. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


SEÑOR, QUE TODOS TUS FIELES TE BENDIGAN



jueves, 17 de octubre de 2013

MEMORIA DE SAN IGNACIO DE ANTIOQUÍA, OBISPO Y MÁRTIR

ESTOY CLAVADO CON CRISTO EN LA CRUZ;
YA NO SOY YO QUIEN VIVE,
SINO QUE ES CRISTO QUIEN VIVE EN MÍ;
VIVO EN LA FE DEL HIJO DE DIOS QUE ME AMÓ
Y SE ENTREGÓ POR MÍ.

ALELUYA, ALELUYA.
Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie va al Padre, si no es por mí, dice el Señor.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (11, 47-54)

En aquel tiempo, Jesús dijo a los fariseos y doctores de la ley: “¡Ay de ustedes, que les construyen sepulcros a los profetas que los padres de ustedes asesinaron! Con eso dan a entender que están de acuerdo con lo que sus padres hicieron, pues ellos los mataron y ustedes les construyen el sepulcro.

Por eso dijo la sabiduría de Dios: Yo les mandaré profetas y apóstoles, y los matarán y los perseguirán, para que así se le pida cuentas a esta generación de la sangre de todos los profetas que ha sido derramada desde la creación del mundo, desde la sangre de Abel  hasta la de Zacarías, que fue asesinado entre el atrio y el altar. Sí, se lo repito: a esta generación se le pedirán cuentas.

¡Ay de ustedes, doctores de la ley, porque han guardado la llave de la puerta del saber! Ustedes no han entrado, y a los que iban a entrar les han cerrado el paso”.

Luego que Jesús salió de allí, los escribas y fariseos comenzaron a acosarlo terriblemente con muchas preguntas y a ponerle trampas para ver si podían acusarlo con alguna de sus propias palabras.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Dios eterno y todopoderoso, que has querido glorificar a tu Iglesia con el testimonio de los mártires, concédenos que el glorioso martirio que mereció a san Ignacio una corona inmortal, fortalezca cada vez más nuestra fe. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

PERDÓNANOS, SEÑOR, Y VIVIREMOS




miércoles, 16 de octubre de 2013

MIÉRCOLES DE LA VIGÉSIMO OCTAVA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO (Memoria de Margarita María Alacoque, Virgen)

ERES JUSTO, SEÑOR, Y RECTOS SON TUS MANDAMIENTOS.
MUÉSTRATE BONDADOSO CONMIGO
Y AYÚDAME A CUMPLIR TU VOLUNTAD.

ALELUYA, ALELUYA.
Mis ovejas escuchan mi voz, dice el Señor; yo las conozco y ellas me siguen.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (11, 42-46)

En aquel tiempo, Jesús dijo: “¡Ay de ustedes, fariseos, porque pagan diezmos hasta de la hierbabuena, de la ruda y de todas las verduras, pero se olvidan de la justicia y del amor de Dios! Esto debían practicar sin descuidar aquello. ¡Ay de ustedes, fariseos, porque les gusta ocupar los lugares de honor en las sinagogas y que les hagan reverencias en las plazas! ¡Ay de ustedes, porque son como esos sepulcros que no se ven, sobre los cuales pasa la gente sin darse cuenta!”

Entonces tomó la palabra un doctor de la ley y le dijo: “Maestro, al hablar así, nos insultas también a nosotros”. Entonces Jesús le respondió: “¡Ay de ustedes también, doctores de la ley, porque abruman a la gente con cargas insoportables, pero ustedes no las tocan ni con la punta del dedo!”

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Señor, que te has dignado redimirnos y hacernos hijos tuyos, míranos siempre con amor de Padre y haz que cuantos creemos en Cristo, obtengamos la verdadera libertad y la herencia eterna. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

SÓLO EN DIOS HE PUESTO MI CONFIANZA




martes, 15 de octubre de 2013

MEMORIA DE SANTA TERESA DE ÁVILA, VIRGEN Y DOCTORA DE LA IGLESIA

COMO LA CIERVA BUSCA EL AGUA DE LOS RÍOS,
ASÍ, CANSADA MI ALMA, TE BUSCA A TI, DIOS MÍO.

ALELUYA, ALELUYA.
La palabra de Dios es viva y eficaz y descubre los pensamientos e intenciones del corazón.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (11, 37-41)

En aquel tiempo, un fariseo invitó a Jesús a comer. Jesús fue a la casa del fariseo y se sentó a la mesa. El fariseo se extrañó de que Jesús no hubiera cumplido con la ceremonia de lavarse las manos antes de comer.

Pero el Señor le dijo: “Ustedes, los fariseos, limpian el exterior del vaso y del plato; en cambio, el interior de ustedes está lleno de robos y maldad. ¡Insensatos! ¿Acaso el que hizo lo exterior no hizo también lo interior? Den más bien limosna de lo que tienen y todo lo de ustedes quedará limpio”.

Palabra del Señor.
 
ORACIÓN

Dios nuestro, que por medio de tu Espíritu impulsaste a santa Teresa de Ávila a renovar en la Iglesia la vida religiosa, concédenos, por su intercesión, un ardiente deseo de renovar nuestra vida cristiana y de servirte con alegría. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

LOS CIELOS PROCLAMAN LA GLORIA DE DIOS

lunes, 14 de octubre de 2013

LUNES DE LA VIGÉSIMO OCTAVA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO (Memoria de San Calixto I, Papa y Mártir)

DIOS MÍO, TEN PIEDAD DE MÍ, PUES SIN CESAR TE INVOCO.
TÚ ERES BUENO Y CLEMENTE
Y NO NIEGAS TU AMOR AL QUE TE INVOCA.

ALELUYA, ALELUYA.
Hagámosle caso al Señor, que nos dice: “No endurezcan su corazón”.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (11, 29-32)

En aquel tiempo, la multitud se apiñaba alrededor de Jesús y éste comenzó a decirles: “La gente de este tiempo es una gente perversa. Pide una señal, pero no se le dará otra señal que la de Jonás. Pues así como Jonás fue una señal para los habitantes de Nínive, lo mismo será el Hijo del hombre para la gente de este tiempo.

Cuando sean juzgados los hombres de este tiempo, la reina del sur se levantará el día del juicio para condenarlos, porque ella vino desde los últimos rincones de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón, y aquí hay uno que es más que Salomón.

Cuando sea juzgada la gente de este tiempo, los hombres de Nínive se levantarán el día del juicio para condenarla, porque ellos se convirtieron con la predicación de Jonás, y aquí hay uno que es más que Jonás”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Dios misericordioso, de quien procede todo lo bueno, inflámanos con tu amor y acércanos más a ti a fin de que podamos crecer en tu gracia y perseveremos en ella. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

CANTEMOS AL SEÑOR UN CANTO NUEVO




domingo, 13 de octubre de 2013

VIGÉSIMO OCTAVO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO - DÍA DEL SEÑOR

SI CONSERVARAS EL RECUERDO DE NUESTRAS FALTAS,
¿QUIÉN HABRÍA, SEÑOR, QUE SE SALVARA?
PERO TÚ, DIOS DE ISRAEL, ERES DIOS DE PERDÓN.

ALELUYA, ALELUYA.
Den gracias siempre, unidos a Cristo Jesús, pues esto es lo que Dios quiere que ustedes hagan.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (17, 11-19)

En aquel tiempo, cuando Jesús iba de camino a Jerusalén, pasó entre Samaria y Galilea. Estaba cerca de un pueblo, cuando le salieron al encuentro diez leprosos, los cuales se detuvieron a lo lejos y a gritos le decían: “Jesús, maestro, ten compasión de nosotros”.

Al verlos, Jesús les dijo: “Vayan a presentarse a los sacerdotes”. Mientras iban de camino, quedaron limpios de la lepra.

Uno de ellos, al ver que estaba curado, regresó, alabando a Dios en voz alta, se postró a los pies de Jesús y le dio las gracias.

Ese era un samaritano. Entonces dijo Jesús: “¿No eran diez los que quedaron limpios? ¿Dónde están los otros nueve? ¿No ha habido nadie, fuera de este extranjero, que volviera para dar gloria a Dios?” Después le dijo al samaritano: “Levántate y vete. Tu fe te ha salvado”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Te pedimos, Señor, que tu gracia nos inspire y acompañe siempre para que podamos descubrirte en todos y amarte y servirte en cada uno. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


EL SEÑOR NOS HA MOSTRADO SU AMOR Y SU LEALTAD




sábado, 12 de octubre de 2013

SÁBADO DE LA VIGÉSIMO SÉPTIMA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO (Dedicado a la Memoria de Nuestra Madre, la Santísima Virgen María)

DICHOSA TÚ, VIRGEN MARÍA,
QUE LLEVASTE EN TU SENO AL CREADOR DEL UNIVERSO;
DISTE A LA LUZ AL QUE TE CREÓ,
Y PERMANECES VIRGEN PARA SIEMPRE.

ALELUYA, ALELUYA.
Dichosos los que escuchan la palabra de Dios y la ponen en práctica, dice el Señor.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (11, 27-28)

En aquel tiempo, mientras Jesús hablaba a la multitud, una mujer del pueblo, gritando, le dijo: “¡Dichosa la mujer que te llevó en su seno y cuyos pechos te amamantaron!” Pero Jesús le respondió: “Dichosos todavía más los que escuchan la palabra de Dios y la ponen en práctica”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Fortalece, Dios misericordioso, nuestra debilidad, para que todos los que ahora recordamos con veneración a la santa Madre de Dios, podamos, por su intercesión y ayuda, levantarnos de nuestros pecados. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

ALEGRÉMONOS TODOS CON EL SEÑOR




viernes, 11 de octubre de 2013

VIERNES DE LA VIGÉSIMO SÉPTIMA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

DIOS NUESTRO Y PROTECTOR NUESTRO,
UN SOLO DÍA EN TU CASA ES MÁS VALIOSO PARA TUS ELEGIDOS,
QUE MIL DÍAS EN CUALQUIER OTRA PARTE.

ALELUYA, ALELUYA.
Ya va a ser arrojado el príncipe de este mundo. Cuando yo sea levantado de la tierra, atraeré a todos hacia mí, dice el Señor.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (11, 15-26)

En aquel tiempo, cuando Jesús expulsó a un demonio, algunos dijeron: “Este expulsa a los demonios con el poder de Satanás, el príncipe de los demonios”. Otros, para ponerlo a prueba, le pedían una señal milagrosa.

Pero Jesús, que conocía sus malas intenciones, les dijo: “Todo reino dividido por luchas internas va a la ruina y se derrumba casa por casa. Si Satanás también está dividido contra sí mismo, ¿cómo mantendrá su reino? Ustedes dicen que yo arrojo a los demonios con el poder de Satanás. Entonces, ¿con el poder de quién los arrojan los hijos de ustedes? Por eso, ellos mismos serán sus jueces. Pero si yo arrojo a los demonios por el poder de Dios, eso significa que ha llegado a ustedes el Reino de Dios.

Cuando un hombre fuerte y bien armado guarda su palacio, sus bienes están seguros; pero si otro más fuerte lo asalta y lo vence, entonces le quita las armas en que confiaba y después dispone de sus bienes. El que no está conmigo, está contra mí; y el que no recoge conmigo, desparrama.

Cuando el espíritu inmundo sale de un hombre, anda vagando por lugares áridos, en busca de reposo, y al no hallarlo, dice: ‘Volveré a mi casa, de donde salí’. Y al llegar, la encuentra barrida y arreglada. Entonces va por otros siete espíritus peores que él y vienen a instalarse allí, y así la situación final de aquel hombre resulta peor que la de antes”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Enciende, Señor, nuestros corazones con el fuego de tu amor a fin de que, amándote en todo y sobre todo, podamos obtener aquellos bienes que no podemos nosotros ni siquiera imaginar y has prometido tú a los que te aman. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.



EL SEÑOR JUZGA AL MUNDO CON JUSTICIA




jueves, 10 de octubre de 2013

JUEVES DE LA VIGÉSIMO SÉPTIMA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

ACUÉRDATE, SEÑOR DE TU ALIANZA;
NO OLVIDES POR MÁS TIEMPO LA SUERTE DE TUS POBRES.
LEVÁNTATE, SEÑOR, A DEFENDER TU CAUSA;
NO OLVIDES LAS VOCES DE LOS QUE TE BUSCAN.

ALELUYA, ALELUYA.
Abre, Señor, nuestros corazones, para que comprendamos las palabras de tu Hijo.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (11, 5-13)

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Supongan que alguno de ustedes tiene un amigo que viene a medianoche a decirle: ‘Préstame, por favor, tres panes, pues un amigo mío ha venido de viaje y no tengo nada que ofrecerle’. Pero él le responde desde dentro: ‘No me molestes. No puedo levantarme a dártelos, porque la puerta ya está cerrada y mis hijos y yo estamos acostados’. Si el otro sigue tocando, yo les aseguro que, aunque no se levante a dárselos por ser su amigo, sin embargo, por su molesta insistencia, sí se levantará y le dará cuanto necesite.

Así también les digo a ustedes: Pidan y se les dará, busquen y encontrarán, toquen y se les abrirá. Porque quien pide, recibe; quien busca, encuentra y al que toca, se le abre. ¿Habrá entre ustedes algún padre que, cuando su hijo le pida pan, le dé una piedra? ¿O cuando le pida pescado, le dé una víbora? ¿O cuando le pida huevo, le dé un alacrán?

Pues, si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¿cuánto más el Padre celestial les dará el Espíritu Santo a quienes se lo pidan?”

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Dios eterno y todopoderoso a quien confiadamente podemos llamar ya Padre nuestro, haz crecer en nuestros corazones el espíritu de hijos adoptivos tuyos, para que podamos gozar, después de esta vida, de la herencia que nos has prometido. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

DICHOSO EL HOMBRE QUE CONFÍA EN EL SEÑOR




miércoles, 9 de octubre de 2013

MIÉRCOLES DE LA VIGÉSIMO SÉPTIMA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

DIOS MÍO, VEN EN MI AYUDA;
SEÑOR, DATE PRISA EN SOCORRERME.
TÚ ERES MI AUXILIO Y MI SALVACIÓN; SEÑOR, NO TARDES.

ALELUYA, ALELUYA.
Hemos recibido un espíritu de hijos, que nos hace exclamar: ¡Padre!
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (11, 1-4)

Un día, Jesús estaba orando y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: “Señor, enséñanos a orar, como Juan enseñó a sus discípulos".

Entonces Jesús les dijo: “Cuando oren, digan: Padre, santificado sea tu nombre, venga tu Reino, danos hoy nuestro pan de cada día y perdona nuestras ofensas, puesto que también nosotros perdonamos a todo aquel que nos ofende, y no nos dejes caer en tentación”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Señor, tú que eres nuestro creador y quien amorosamente dispone toda nuestra vida, renuévanos conforme a la imagen de tu Hijo y ayúdanos a conservar siempre tu gracia. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

TÚ, SEÑOR, ERES BUENO Y CLEMENTE