La Fe... Nuestra fuerza para vivir...

El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz. (Madre Teresa de Calcuta)
La fe se refiere a cosas que no se ven, y la esperanza, a cosas que no están al alcance de la mano. (Santo Tomás de Aquino)
No debemos perder la fe en la humanidad que es como el océano: no se ensucia porque algunas de sus gotas estén sucias. (Gandhi)

martes, 30 de abril de 2013

MARTES DE LA QUINTA SEMANA DE PASCUA


ALABEMOS A NUESTRO DIOS TODOS CUANTOS LO TEMEMOS,
PEQUEÑOS Y GRANDES, PORQUE HA LLEGADO YA LA SALVACIÓN,
EL PODER Y EL REINADO DE SU CRISTO. ALELUYA.

ALELUYA, ALELUYA.
Cristo tenía que morir y resucitar de entre los muertos, para entrar así en su gloria.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN (14, 27-31)

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “La paz les dejo, mi paz les doy. No se la doy como la da el mundo. No pierdan la paz ni se acobarden. Me han oído decir: ‘Me voy, pero volveré a su lado’. Si me amaran, se alegrarían de que me vaya al Padre, porque el Padre es más que yo. Se los he dicho ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda, crean.

Ya no hablaré muchas cosas con ustedes, porque se acerca el príncipe de este mundo; no es que él tenga poder sobre mí, pero es necesario que el mundo sepa que amo al Padre y que cumplo exactamente lo que el Padre me ha mandado”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Dios nuestro, que por medio de la resurrección de tu Hijo nos has abierto las puertas de la vida eterna, concédenos creer fielmente en ti y esperar confiadamente el cumplimiento de tus promesas. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

TU REINO, SEÑOR, ES PARA SIEMPRE



lunes, 29 de abril de 2013

MEMORIA DE SANTA CATALINA DE SIENA, VIRGEN Y DOCTORA DE LA IGLESIA


CELEBREMOS CON ALEGRÍA LA FIESTA
DE SANTA CATALINA DE SIENA, VIRGEN SABIA Y PRUDENTE
QUE CONSERVÓ SU LÁMPARA ENCENDIDA
PARA SALIR AL ENCUENTRO DEL SEÑOR. ALELUYA.

ALELUYA, ALELUYA.
El Espíritu Santo les enseñará todas las cosas y les recordará todo cuanto yo les he dicho, dice el Señor.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN (14, 21-26)

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “El que acepta mis mandamientos y los cumple, ése me ama. Al que me ama a mí, lo amará mi Padre, yo también lo amaré y me manifestaré a él”.

Entonces le dijo Judas (no el Iscariote): “Señor, ¿por qué razón a nosotros sí te nos vas a manifestar y al mundo no?” Le respondió Jesús: “El que me ama, cumplirá mi palabra y mi Padre lo amará y vendremos a él y haremos en él nuestra morada. El que no me ama no cumplirá mis palabras. Y la palabra que están oyendo no es mía, sino del Padre, que me envió.

Les he hablado de esto ahora que estoy con ustedes; pero el Consolador, el Espíritu Santo que mi Padre les enviará en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les recordará todo cuanto yo les he dicho”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Dios nuestro, que otorgaste a santa Catalina de Siena un amor profundo a Cristo crucificado y una filial solicitud por la unificación de la Iglesia, concédenos, por su intercesión, vivir siempre unidos por el amor a tu Hijo y la obediencia a su Iglesia. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

HA RESUCITADO JESÚS, EL BUEN PASTOR



domingo, 28 de abril de 2013

QUINTO DOMINGO DE PASCUA


CANTAD AL SEÑOR UN CÁNTICO NUEVO,
PORQUE HA HECHO MARAVILLAS Y TODOS LOS PUEBLOS
HAN PRESENCIADO SU VICTORIA. ALELUYA.

ALELUYA, ALELUYA.
Les doy un mandamiento nuevo, dice el Señor, que se amen los unos a los otros, como yo los he amado.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN (13, 31-33. 34-35)

Cuando Judas salió del cenáculo, Jesús dijo: “Ahora ha sido glorificado el Hijo del hombre y Dios ha sido glorificado en él. Si Dios ha sido glorificado en él, también Dios lo glorificará en sí mismo y pronto lo glorificará.

Hijitos, todavía estaré un poco con ustedes. Les doy un mandamiento nuevo: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado; y por este amor reconocerán todos que ustedes son mis discípulos”.

Palabra del Señor.






ORACIÓN


Señor, tú que te has dignado redimirnos y has querido hacernos hijos tuyos, míranos siempre con amor de Padre y haz que cuantos creemos en Cristo obtengamos la verdadera libertad y la herencia eterna. Por nuestro Señor Jesucristo tu Hijo que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos.

Amén.

BENDECIRÉ AL SEÑOR ETERNAMENTE



sábado, 27 de abril de 2013

SABADO DE LA CUARTA SEMANA DE PASCUA



NOSOTROS SOMOS EL PUEBLO REDIMIDO POR DIOS;
ANUNCIEMOS LAS MARAVILLAS DEL SEÑOR,
QUE NOS HA LLAMADO DE LAS TINIEBLAS
A SU LUZ ADMIRABLE. ALELUYA.

ALELUYA, ALELUYA.
Si se mantienen fieles a mi palabra, dice el Señor, serán verdaderamente discípulos míos y conocerán la verdad.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN (14, 7-14)

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Si ustedes me conocen a mí, conocen también a mi Padre. Ya desde ahora lo conocen y lo han visto”.

Le dijo Felipe: “Señor, muéstranos al Padre y eso nos basta”. Jesús le replicó: “Felipe, tanto tiempo hace que estoy con ustedes, ¿y todavía no me conoces? Quien me ha visto a mí, ha visto al Padre. ¿Entonces por qué dices: ‘Muéstranos al Padre’? ¿O no crees que yo estoy en el Padre y que el Padre está en mí? Las palabras que yo les digo, no las digo por mi propia cuenta. Es el Padre, que permanece en mí, quien hace las obras. Créanme: yo estoy en el Padre y el Padre está en mí. Si no me dan fe a mí, créanlo por las obras.

Yo les aseguro: el que crea en mí, hará las obras que hago yo y las hará aun mayores, porque yo me voy al Padre; y cualquier cosa que pidan en mi nombre, yo la haré para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Yo haré cualquier cosa que me pidan en mi nombre”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Señor, tú que nos has hecho partícipes de la muerte y resurrección de tu Hijo por medio del bautismo, concédenos vivir de tal manera nuestros compromisos bautismales, que demos frutos abundantes de vida cristiana y podamos llegar a la plenitud del gozo eterno. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

CANTEMOS LAS MARAVILLAS DEL SEÑOR

viernes, 26 de abril de 2013

VIERNES DE LA CUARTA SEMANA DE PASCUA


SEÑOR, CON TU SANGRE HAS RESCATADO
A HOMBRES DE TODAS LAS RAZAS, LENGUAS,
PUEBLOS Y NACIONES Y HAS HECHO DE NOSOTROS
UN REINO DE SACERDOTES PARA DIOS. ALELUYA.

ALELUYA, ALELUYA.
Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie va al Padre, si no es por mí, dice el Señor.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN (14, 1-6)

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “No pierdan la paz. Si creen en Dios, crean también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones. Si no fuera así, yo se lo habría dicho a ustedes, porque voy a prepararles un lugar. Cuando me vaya y les prepare un sitio, volveré y los llevaré conmigo, para que donde yo esté, estén también ustedes. Y ya saben el camino para llegar al lugar a donde voy”.

Entonces Tomás le dijo: “Señor, no sabemos a dónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?” Jesús le respondió: “Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie va al Padre si no es por mí”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Señor nuestro, que nos has dado la libertad y la salvación por medio de la Sangre de tu Hijo, concédenos vivir siempre para ti y en ti encontrar la felicidad eterna. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

JESUCRISTO ES EL REY DE LAS NACIONES


jueves, 25 de abril de 2013

FIESTA DE SAN MARCOS EVANGELISTA


ID POR TODO EL MUNDO, DICE EL SEÑOR,
Y PROCLAMAD EL EVANGELIO
A TODOS LOS HOMBRES. ALELUYA.


ALELUYA, ALELUYA.
Nosotros predicamos a Cristo crucificado, que es la fuerza y la sabiduría de Dios.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS (16, 15-20)

En aquel tiempo, se apareció Jesús a los Once y les dijo: “Vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio a toda creatura. El que crea y se bautice, se salvará; el que se resista a creer, será condenado. Estos son los milagros que acompañarán a los que hayan creído: arrojarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos, y si beben un veneno mortal, no les hará daño; impondrán las manos a los enfermos y éstos quedarán sanos”.

El Señor Jesús, después de hablarles, subió al cielo y está sentado a la derecha de Dios. Ellos fueron y proclamaron el Evangelio por todas partes, y el Señor actuaba con ellos y confirmaba su predicación con los milagros que hacían.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Señor, tú que confiaste a san Marcos la misión de proclamar el Evangelio, concédenos aprovechar sus enseñanzas para seguir fielmente el ejemplo de Jesucristo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos.

Amén.

ESCUCHA, SEÑOR, NUESTRA ORACIÓN


miércoles, 24 de abril de 2013

SOLEMNIDAD DEL SANTO HERMANO PEDRO DE SAN JOSÉ DE BETHANCUR


VENID VOSOTROS, BENDITOS DE MI PADRE,
DICE EL SEÑOR; ESTUVE ENFERMO Y ME VISITASTEIS.
OS ASEGURO QUE CADA VEZ QUE LO HICISTEIS
CON UNO DE ESTOS MIS HUMILDES HERMANOS,
CONMIGO LO HICISTEIS.

ALELUYA, ALELUYA
Venid, vosotros benditos de mi Padre, dice el Señor; heredad el Reino preparado para vosotros desde la creación del mundo.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (25, 31-46)

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Cuando venga el Hijo del hombre rodeado de su gloria, acompañado de todos sus ángeles, se sentará en su trono de gloria. Entonces serán congregadas ante él todas las naciones y él apartará a los unos de los otros, como aparta el pastor a las ovejas de los cabritos, y pondrá a las ovejas a su derecha y a los cabritos a su izquierda.

Entonces dirá el rey a los de su derecha: ‘Vengan, benditos de mi Padre; tomen posesión del Reino preparado para ustedes desde la creación del mundo; porque estuve hambriento, y me dieron de comer; sediento, y me dieron de beber; era forastero, y me hospedaron; estuve desnudo, y me vistieron; enfermo, y me visitaron; encarcelado, y fueron a verme’. Los justos le contestarán entonces: ‘Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te dimos de comer; sediento, y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos de forastero, y te hospedamos; o desnudo, y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o encarcelado, y te fuimos a ver?’ Y el rey les dirá: ‘Yo les aseguro que, cuando lo hicieron con el más insignificante de mis hermanos, conmigo lo hicieron’.

Entonces dirá también a los de la izquierda: ‘Apártense de mí, malditos; vayan al fuego eterno, preparado para el diablo y sus ángeles; porque estuve hambriento, y no me dieron de comer; sediento, y no me dieron de beber; era forastero, y no me hospedaron; estuve desnudo, y no me vistieron; enfermo y encarcelado, y no me visitaron’.

Entonces ellos le responderán: ‘Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, de forastero o desnudo, enfermo o encarcelado, y no te asistimos?’ Y él les replicará: ‘Yo les aseguro que, cuando no lo hicieron con uno de aquellos más insignificantes, tampoco lo hicieron conmigo’. Entonces irán éstos al castigo eterno y los justos a la vida eterna”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, tú concediste al Santo Hermano Pedro vivir el misterio de Cristo Redentor en la pobreza de Belén y de la Cruz; concédenos que el espíritu de la Pasión de tu Hijo anime nuestra vida para que podamos servirte con una auténtica caridad fraterna. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

EL JUSTO JAMÁS VACILARÁ, SU RECUERDO SERÁ PERPETUO





martes, 23 de abril de 2013

MARTES DE LA CUARTA SEMANA DE PASCUA



ALEGRÉMONOS, REGOCIJÉMONOS Y DEMOS GRACIAS,
PORQUE EL SEÑOR, NUESTRO DIOS OMNIPOTENTE,
HA EMPEZADO A REINAR. ALELUYA.

ALELUYA, ALELUYA.
Mis ovejas escuchan mi voz, dice el Señor; yo las conozco y ellas me siguen.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN (10, 22-30)

Por aquellos días, se celebraba en Jerusalén la fiesta de la dedicación del templo. Era invierno. Jesús se paseaba por el templo, bajo el pórtico de Salomón. Entonces lo rodearon los judíos y le preguntaron: “¿Hasta cuándo nos vas a tener en suspenso? Si tú eres el Mesías, dínoslo claramente”.

Jesús les respondió: “Ya se los he dicho y no me creen. Las obras que hago en nombre de mi Padre dan testimonio de mí, pero ustedes no creen, porque no son de mis ovejas. Mis ovejas escuchan mi voz; yo las conozco y ellas me siguen. Yo les doy la vida eterna y no perecerán jamás; nadie las arrebatará de mi mano. Me las ha dado mi Padre, y él es superior a todos, y nadie puede arrebatarlas de la mano del padre. El Padre y yo somos uno”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Dios Padre todopoderoso, concede a quienes celebramos la resurrección de Cristo, vivir plenamente la alegría de nuestra salvación. Por Jesucristo nuestro Señor Jesucristo.

Amén.

TÚ ERES LA FUENTE DE NUESTRA SALVACIÓN

lunes, 22 de abril de 2013

LUNES DE LA CUARTA SEMANA DE PASCUA

CRISTO RESUCITADO, YA NO PUEDE MORIR;
LA MUERTE YA NO TIENE DOMINIO SOBRE ÉL. ALELUYA.

ALELUYA, ALELUYA.
Yo soy el buen pastor, dice el Señor; yo conozco a mis ovejas y ellas me conocen a mí.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN (10, 1-10)

En aquel tiempo, Jesús dijo a los fariseos: “Yo les aseguro que el que no entra por la puerta del redil de las ovejas, sino que salta por otro lado, es un ladrón, un bandido; pero el que entra por la puerta, ése es el pastor de las ovejas. A ése le abre el que cuida la puerta, y las ovejas reconocen su voz; él llama a cada una por su nombre y las conduce afuera. Y cuando ha sacado a todas sus ovejas, camina delante de ellas, y ellas lo siguen, porque conocen su voz. Pero a un extraño no lo seguirán, sino que huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños”.

Jesús les puso esta comparación, pero ellos no entendieron lo que les quería decir. Por eso añadió: “Les aseguro que yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que han venido antes que yo, son ladrones y bandidos; pero mis ovejas no los han escuchado.

Yo soy la puerta; quien entre por mí se salvará, podrá entrar y salir y encontrará pastos. El ladrón sólo viene a robar, a matar y a destruir. Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Dios nuestro, que por medio de la muerte de tu Hijo has redimido al mundo de la esclavitud del pecado, concédenos participar ahora de la santa alegría pascual y, después en el cielo, de la felicidad eterna. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

ENVÍAME SEÑOR, TU LUZ Y TU VERDAD





domingo, 21 de abril de 2013

CUARTO DOMINGO DE PASCUA (JORNADA MUNDIAL DE ORACIÓN POR LAS VOCACIONES)


ALABEMOS AL SEÑOR 
LLENOS DE GOZO,
PORQUE LA TIERRA 
ESTÁ LLENA DE SU AMOR
Y SU PALABRA 
HIZO LOS CIELOS. ALELUYA.

ALELUYA, ALELUYA.
Yo soy el buen pastor, dice el Señor; yo conozco a mis ovejas y ellas me conocen a mí.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN (10, 27-30)

En aquel tiempo, Jesús dijo a los judíos: “Mis ovejas escuchan mi voz; yo las conozco y ellas me siguen. Yo les doy la vida eterna y no perecerán jamás; nadie las arrebatará de mi mano. Me las ha dado mi Padre, y él es superior a todos, y nadie puede arrebatarlas de la mano del padre. El Padre y yo somos uno”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Dios omnipotente y misericordioso, guíanos a la felicidad eterna de tu Reino, a fin de que el pequeño rebaño de tu Hijo pueda llegar seguro a donde ya está su Pastor, resucitado, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

Amén.

EL SEÑOR ES NUESTRO DIOS Y NOSOTROS SU PUEBLO


sábado, 20 de abril de 2013

SÁBADO DE LA TERCERA SEMANA DE PASCUA


POR EL BAUTISMO, HABÉIS SIDO SEPULTADOS CON CRISTO
Y CON ÉL HABÉIS SIDO RESUCITADOS,
PORQUE HABÉIS CREÍDO EN EL PODER DE DIOS,
QUE LO RESUCITÓ DE ENTRE LOS MUERTOS. ALELUYA.

ALELUYA, ALELUYA.
Tus palabras, Señor, son espíritu y vida. Tú tienes palabras de vida eterna.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN (6, 60-69)

En aquel tiempo, muchos discípulos de Jesús dijeron al oír sus palabras: “Este modo de hablar es intolerable, ¿quién puede admitir eso?”

Dándose cuenta Jesús de que sus discípulos murmuraban, les dijo: “¿Esto los escandaliza? ¿Qué sería si vieran al Hijo del hombre subir a donde estaba antes? El Espíritu es quien da la vida; la carne para nada aprovecha. Las palabras que les he dicho son espíritu y vida, y a pesar de esto, algunos de ustedes no creen”. (En efecto, Jesús sabía desde el principio quiénes no creían y quién lo habría de traicionar). Después añadió: “Por eso les he dicho que nadie puede venir a mí, si el Padre no se lo concede”.

Desde entonces, muchos de sus discípulos se echaron para atrás y ya no querían andar con él. Entonces Jesús les dijo a los Doce: “¿También ustedes quieren dejarme?” Simón Pedro le respondió: “Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna; y nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo de Dios”.

Palabra del Señor.


ORACIÓN

Dios nuestro, que por medio del bautismo haces participar de la vida de Cristo a los que creen en ti, protégenos de los engaños del enemigo, para que podamos conservar fielmente el don de tu amor. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

CUMPLIRÉ MIS PROMESAS AL SEÑOR



viernes, 19 de abril de 2013

VIERNES DE LA TERCERA SEMANA DE PASCUA


DIGNO ES EL CORDERO QUE FUE SACRIFICADO,
DE RECIBIR EL PODER, LA RIQUEZA, LA SABIDURÍA,
LA FUERZA Y EL HONOR. ALELUYA.

ALELUYA, ALELUYA.
El que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él, dice el Señor.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN (6, 52-59)

En aquel tiempo, los judíos se pusieron a discutir entre sí: “¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?”

Jesús les dijo: “Yo les aseguro: Si no comen la carne del Hijo del hombre y no beben su sangre, no podrán tener vida en ustedes. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna y yo lo resucitaré el último día.

Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí y yo en él. Como el Padre, que me ha enviado, posee la vida y yo vivo por él, así también el que me come vivirá por mí.

Este es el pan que ha bajado del cielo; no es como el maná que comieron sus padres, pues murieron. El que come de este pan vivirá para siempre”.

Esto lo dijo Jesús enseñando en la sinagoga de Cafarnaúm.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Dios todopoderoso, que nos has dado la gracia de conocer la resurrección de tu Hijo, haz que resucitemos a una vida nueva por medio de tu Espíritu de amor. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

QUE ACLAMEN AL SEÑOR TODOS LOS PUEBLOS



jueves, 18 de abril de 2013

JUEVES DE LA TERCERA SEMANA DE PASCUA


CANTEMOS AL SEÑOR, PUES SU VICTORIA ES GRANDE.
ALABEMOS AL SEÑOR, PORQUE ÉL ES
NUESTRA FORTALEZA Y SALVACIÓN. ALELUYA.

ALELUYA, ALELUYA.
Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo, dice el Señor; el que coma de este pan vivirá para siempre.
Aleluya.
DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN (6, 44-51)

En aquel tiempo, Jesús dijo a los judíos: “Nadie puede venir a mí, si no lo atrae el Padre, que me ha enviado; y a ése yo lo resucitaré el último día. Está escrito en los profetas: Todos serán discípulos de Dios. Todo aquel que escucha al Padre y aprende de él, se acerca a mí. No es que alguien haya visto al Padre, fuera de aquel que procede de Dios. Ese sí ha visto al Padre.

Yo les aseguro: el que cree en mí, tiene vida eterna. Yo soy el pan de la vida. Sus padres comieron el maná en el desierto y sin embargo, murieron. Este es el pan que ha bajado del cielo para que, quien lo coma, no muera. Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre, y el pan que yo les voy a dar es mi carne para que el mundo tenga vida”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Señor, muéstranos siempre ese amor que en estos días de Pascua nos has revelado con mayor claridad, y concédenos que, libres del error y del pecado, sigamos con fidelidad tus enseñanzas. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

TU SALVACIÓN, SEÑOR, ES PARA TODOS


miércoles, 17 de abril de 2013

MIÉRCOLES DE LA TERCERA SEMANA DE PASCUA


QUE MI BOCA, SEÑOR,
SE LLENE DE ALABANZAS PARA PODER CANTARTE;
ENTONCES MIS LABIOS SE ESTREMECERÁN DE JÚBILO. ALELUYA.

ALELUYA, ALELUYA.
El que cree en mí tiene vida eterna, dice el Señor, y yo lo resucitaré en el último día.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN (6, 35-40)

En aquel tiempo, Jesús dijo a la multitud: “Yo soy el pan de la vida. El que viene a mí no tendrá hambre, y el que cree en mí nunca tendrá sed. Pero como ya les he dicho: me han visto y no creen. Todo aquel que me da el Padre viene hacia mí; y al que viene a mí yo no lo echaré fuera, porque he bajado del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió.

Y la voluntad del que me envió es que yo no pierda nada de lo que él me ha dado, sino que lo resucite en el último día. La voluntad de mi Padre consiste en que todo el que vea al Hijo y crea en él, tenga vida eterna y yo lo resucite en el último día”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Ayuda, Señor, con generosidad, a estos hijos tuyos a quienes has concedido el don de la fe, para que puedan, un día, alcanzar la felicidad eterna con tu Hijo resucitado, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos.

Amén.


LAS OBRAS DEL SEÑOR SON ADMIRABLES



martes, 16 de abril de 2013

MARTES DE LA TERCERA SEMANA DE PASCUA


ALABEMOS A NUESTRO DIOS TODOS CUANTOS LO TEMEMOS,
PEQUEÑOS Y GRANDES, PORQUE HA LLEGADO YA LA SALVACIÓN,
EL PODER Y EL REINADO DE SU CRISTO. ALELUYA.

ALELUYA, ALELUYA.
Yo soy el pan de la vida, dice el Señor; el que viene a mí ya no tendrá hambre.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN (6, 30-35)

En aquel tiempo, la gente le preguntó a Jesús: “¿Qué señal vas a realizar tú, para que la veamos y podamos creerte? ¿Cuáles son tus obras? Nuestros padres comieron el maná en el desierto, como está escrito: Les dio a comer pan del cielo”.

Jesús les respondió: “Yo les aseguro: No fue Moisés quien les dio pan del cielo; es mi Padre quien les da el verdadero pan del cielo. Porque el pan de Dios es aquel que baja del cielo y da la vida al mundo”.

Entonces le dijeron: “Señor, danos siempre de ese pan”. Jesús les contestó: “Yo soy el pan de la vida. El que viene a mí no tendrá hambre, y el que cree en mí nunca tendrá sed”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Dios nuestro, que abres las puertas de tu Reino a quienes renacen del agua y del Espíritu Santo, haz fructificar en nosotros la gracia del bautismo para que, libres de toda culpa, podamos alcanzar la herencia que nos has prometido. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

EN TUS MANOS, SEÑOR, ENCOMIENDO MI ESPÍRITU




lunes, 15 de abril de 2013

LUNES DE LA TERCERA SEMANA DE PASCUA


HA RESUCITADO JESÚS, EL BUEN PASTOR,
QUE DIO LA VIDA POR SUS OVEJAS
Y QUE SE DIGNÓ MORIR PARA SALVARNOS. ALELUYA.

ALELUYA, ALELUYA.
No sólo de pan vive el hombre, sino también de toda palabra que sale de la boca de Dios.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN (6, 22-29)

Después de la multiplicación de los panes, cuando Jesús dio de comer a cinco mil hombres, sus discípulos lo vieron caminando sobre el lago. Al día siguiente, la multitud, que estaba en la otra orilla del lago, se dio cuenta de que allí no había más que una sola barca y de que Jesús no se había embarcado con sus discípulos, sino que éstos habían partido solos. En eso llegaron otras barcas desde Tiberíades al lugar donde la multitud había comido el pan. Cuando la gente vio que ni Jesús ni sus discípulos estaban allí, se embarcaron y fueron a Cafarnaúm para buscar a Jesús.

Al encontrarlo en la otra orilla del lago, le preguntaron: “Maestro, ¿cuándo llegaste acá?” Jesús les contestó: “Yo les aseguro que ustedes no me andan buscando por haber visto señales milagrosas, sino por haber comido de aquellos panes hasta saciarse. No trabajen por ese alimento que se acaba, sino por el alimento que dura para la vida eterna y que les dará el Hijo del hombre; porque a éste, el Padre Dios lo ha marcado con su sello”.

Ellos le dijeron: “¿Qué necesitamos para llevar a cabo las obras de Dios?” Respondió Jesús: “La obra de Dios consiste en que crean en aquel a quien él ha enviado”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Señor, tú que iluminas a los extraviados con la luz de tu Evangelio para que vuelvan al camino de la verdad, concede a cuantos nos llamamos cristianos, imitar fielmente a Cristo y rechazar lo que pueda alejarnos de Él, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

Amén.

HA RESUCITADO JESÚS, EL BUEN PASTOR



domingo, 14 de abril de 2013

TERCER DOMINGO DE PASCUA


ACLAMAD AL SEÑOR, HABITANTES TODOS DE LA TIERRA,
CANTAD UN HIMNO A SU NOMBRE, 
DADLE GRACIAS Y ALABADLO. ALELUYA.

ALELUYA, ALELUYA.
Ha resucitado Cristo, que creó todas las cosas y se compadeció de todos los hombres.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN (21, 1-19)

En aquel tiempo, Jesús se les apareció otra vez a los discípulos junto al lago de Tiberíades. Se les apareció de esta manera: Estaban juntos Simón Pedro, Tomás (llamado el Gemelo), Natanael (el de Caná de Galilea), los hijos de Zebedeo y otros dos discípulos. Simón Pedro les dijo: “Voy a pescar”. Ellos le respondieron: “También nosotros vamos contigo”. Salieron y se embarcaron, pero aquella noche no pescaron nada.

Estaba amaneciendo, cuando Jesús se apareció en la orilla, pero los discípulos no lo reconocieron. Jesús les dijo: ‘“Muchachos, ¿han pescado algo?” Ellos contestaron: “No”. Entonces él les dijo: “Echen la red a la derecha de la barca y encontrarán peces”. Así lo hicieron, y luego ya no podían jalar la red por tantos pescados.

Entonces el discípulo a quien amaba Jesús le dijo a Pedro: “Es el Señor”. Tan pronto como Simón Pedro oyó decir que era el Señor, se anudó a la cintura la túnica, pues se la había quitado, y se tiró al agua. Los otros discípulos llegaron en la barca, arrastrando la red con los pescados, pues no distaban de tierra más de cien metros.

Tan pronto como saltaron a tierra, vieron unas brasas y sobre ellas un pescado y pan. Jesús les dijo: “Traigan algunos pescados de los que acaban de pescar”. Entonces Simón Pedro subió a la barca y arrastró hasta la orilla la red, repleta de pescados grandes. Eran ciento cincuenta y tres, y a pesar de que eran tantos, no se rompió la red. Luego les dijo Jesús: “Vengan a comer”. Y ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle: “¿Quién eres?”, porque ya sabían que era el Señor. Jesús se acercó, tomó el pan y se lo dio y también el pescado.

Esta fue la tercera vez que Jesús se apareció a sus discípulos después de resucitar de entre los muertos.

Después de comer le preguntó Jesús a Simón Pedro: “Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos?” Él le contestó: “Sí, Señor, tú sabes que te quiero”. Jesús le dijo:   “Apacienta mis corderos”. Por segunda vez le preguntó: “Simón, hijo de Juan, ¿me amas?” Él le respondió: “Sí, Señor, tú sabes que te quiero”. Jesús le dijo: “Pastorea mis ovejas”. Por tercera vez le preguntó: “Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?” Pedro se entristeció de que Jesús le hubiera preguntado por tercera vez si lo quería y le contestó: “Señor, tú lo sabes todo; tú bien sabes que te quiero”. Jesús le dijo: “Apacienta mis ovejas. Yo te aseguro: cuando eras joven, tú mismo te ceñías la ropa e ibas a donde querías; pero cuando seas viejo, extenderás los brazos y otro te ceñirá y te llevará a donde no quieras”. Esto se lo dijo para indicarle con qué género de muerte habría de glorificar a Dios. Después le dijo: “Sígueme”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Señor, tú que nos has renovado en el espíritu al devolvernos la dignidad de hijos tuyos, concédenos aguardar, llenos de júbilo y esperanza, el día glorioso de la resurrección. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

SEÑOR, VEN EN MI AYUDA




sábado, 13 de abril de 2013

SÁBADO DE LA SEGUNDA SEMANA DE PASCUA


NOSOTROS SOMOS EL PUEBLO REDIMIDO POR DIOS;
ANUNCIEMOS LAS MARAVILLAS DEL SEÑOR,
QUE NOS HA LLAMADO DE LAS TINIEBLAS
A SU LUZ ADMIRABLE. ALELUYA.

ALELUYA, ALELUYA.
Ha resucitado Cristo, el Señor, que creó el mundo, y que ha salvado a los hombres por su misericordia.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN (6, 16-21)

Al atardecer del día de la multiplicación de los panes, los discípulos de Jesús bajaron al lago, se embarcaron y empezaron a atravesar hacia Cafarnaúm. Ya había caído la noche y Jesús todavía no los había alcanzado. Soplaba un viento fuerte y las aguas del lago se iban encrespando.

Cuando habían avanzado unos cinco o seis kilómetros, vieron a Jesús caminando sobre las aguas, acercándose a la barca, y se asustaron. Pero él les dijo: “Soy yo, no tengan miedo”. Ellos quisieron recogerlo a bordo y rápidamente la barca tocó tierra en el lugar a donde se dirigían.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Señor, tú que te has dignado redimirnos y has querido hacernos hijos tuyos,  míranos siempre con amor de Padre y haz que, cuantos creemos en Cristo, obtengamos la verdadera libertad y la herencia eterna. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

EL SEÑOR CUIDA DE AQUELLOS QUE LO TEMEN



viernes, 12 de abril de 2013

VIERNES DE LA SEGUNDA SEMANA DE PASCUA



SEÑOR, CON TU SANGRE HAS RESCATADO
A HOMBRES DE TODAS LAS RAZAS, LENGUAS,
PUEBLOS Y NACIONES Y HAS HECHO DE NOSOTROS
UN REINO DE SACERDOTES PARA DIOS. ALELUYA.

ALELUYA, ALELUYA.
No sólo de pan vive el hombre, sino también de toda palabra que sale de la boca de Dios.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN (6, 1-15)

En aquel tiempo, Jesús se fue a la otra orilla del mar de Galilea o lago de Tiberíades. Lo seguía mucha gente, porque habían visto las señales milagrosas que hacía curando a los enfermos. Jesús subió al monte y se sentó allí con sus discípulos.

Estaba cerca la Pascua, festividad de los judíos. Viendo Jesús que mucha gente lo seguía, le dijo a Felipe: “¿Cómo compraremos pan para que coman éstos?” Le hizo esta pregunta para ponerlo a prueba, pues él bien sabía lo que iba a hacer. Felipe le respondió: “Ni doscientos denarios de pan bastarían para que a cada uno le tocara un pedazo de pan”. Otro de sus discípulos, Andrés, el hermano de Simón Pedro, le dijo: “Aquí hay un muchacho que trae cinco panes de cebada y dos pescados. Pero, ¿qué es eso para tanta gente?” Jesús le respondió: “Díganle a la gente que se siente”. En aquel lugar había mucha hierba. Todos, pues, se sentaron ahí; y tan sólo los hombres eran unos cinco mil.

Enseguida tomó Jesús los panes, y después de dar gracias a Dios, se los fue repartiendo a los que se habían sentado a comer. Igualmente les fue dando de los pescados todo lo que quisieron. Después de que todos se saciaron, dijo a sus discípulos: “Recojan los pedazos sobrantes, para que no se desperdicien”. Los recogieron y con los pedazos que sobraron de los cinco panes llenaron doce canastos.

Entonces la gente, al ver la señal milagrosa que Jesús había hecho, decía: “Este es, en verdad, el profeta que habría de venir al mundo”. Pero Jesús, sabiendo que iban a llevárselo para proclamarlo rey, se retiró de nuevo a la montaña, él solo.

Palabra del Señor.
 
ORACIÓN

Padre misericordioso, que para librarnos del poder del enemigo quisiste que tu Hijo sufriera por nosotros el suplicio de la cruz, concédenos llegar con él a la gloria de la resurrección. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

LA BONDAD DEL SEÑOR ESPERO VER




jueves, 11 de abril de 2013

MEMORIA DE SAN ESTANISLAO, OBISPO Y MÁRTIR


ESTE SANTO LUCHÓ HASTA LA MUERTE POR LA LEY DE DIOS
Y NO SE ATERRORIZÓ ANTE LA AMENAZA DE LOS IMPÍOS,
PUES ESTABA AFIANZADO SOBRE ROCA FIRME.

ALELUYA, ALELUYA.
Tomás, tú crees, porque me has visto. Dichosos los que creen sin haberme visto, dice el Señor.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN (3, 31-36)

“El que viene de lo alto está por encima de todos; pero el que viene de la tierra pertenece a la tierra y habla de las cosas de la tierra. El que viene del cielo está por encima de todos. Da testimonio de lo que ha visto y oído, pero nadie acepta su testimonio. El que acepta su testimonio certifica que Dios es veraz. Aquel a quien Dios envió habla las palabras de Dios, porque Dios le ha concedido sin medida su Espíritu.

El Padre ama a su Hijo y todo lo ha puesto en sus manos. El que cree en el Hijo tiene vida eterna. Pero el que es rebelde al Hijo no verá la vida, porque la cólera divina perdura en contra de él”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Señor Dios nuestro, tú que otorgaste al obispo san Estanislao la gracia de morir por la fe, concédenos, por su intercesión, la gracia de vivir conforme al Evangelio. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

DICHOSO EL HOMBRE QUE SE REFUGIA EN EL SEÑOR



miércoles, 10 de abril de 2013

MIÉRCOLES DE LA SEGUNDA SEMANA DE PASCUA


TE ALABARÉ, SEÑOR, 
ANTE LOS HOMBRES Y HABLARÉ A MIS HERMANOS
DE TU PODER Y TU MISERICORDIA. ALELUYA.

ALELUYA, ALELUYA.
Tanto amó Dios al mundo, que le entregó a su Hijo único, para que el que crea en él, tenga vida eterna.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN (3, 16-21)

“Tanto amó Dios al mundo, que le entregó a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga la vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salvara por él. El que cree en él no será condenado; pero el que no cree ya está condenado por no haber creído en el Hijo único de Dios.

La causa de la condenación es ésta: habiendo venido la luz al mundo, los hombres prefirieron las tinieblas a la luz, porque sus obras eran malas. Todo aquel que hace el mal, aborrece la luz y no se acerca a ella, para que sus obras no se descubran. En cambio, el que obra el bien conforme a la verdad se acerca a la luz, para que se vea que sus obras están hechas según Dios”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Dios nuestro, que con la Pascua de tu Hijo has devuelto al hombre su dignidad perdida y le has dado la esperanza de la resurrección, concédenos agradecerte siempre, con amor, este misterio de fe que estamos celebrando. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

BENDECIRÉ AL SEÑOR A TODAS HORAS



martes, 9 de abril de 2013

MARTES DE LA SEGUNDA SEMANA DE PASCUA


ALEGRÉMONOS, REGOCIJÉMONOS Y DEMOS GRACIAS,
PORQUE EL SEÑOR, NUESTRO DIOS OMNIPOTENTE,
HA EMPEZADO A REINAR. ALELUYA.

ALELUYA, ALELUYA.
El Hijo del hombre debe ser levantado en la cruz, para que los que creen en él tengan vida eterna.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN (3, 7-15)

En aquel tiempo, Jesús dijo a Nicodemo: “No te extrañes de que te haya dicho: ‘Tienen que renacer de lo alto’.

El viento sopla donde quiere y oyes su ruido, pero no sabes de dónde viene ni a dónde va. Así pasa con quien ha nacido del Espíritu”. Nicodemo le preguntó entonces: “¿Cómo puede ser esto?”

Jesús le respondió: “Tú eres maestro de Israel, ¿y no sabes esto? Yo te aseguro que nosotros hablamos de lo que sabemos y damos testimonio de lo que hemos visto, pero ustedes no aceptan nuestro testimonio. Si no creen cuando les hablo de las cosas de la tierra, ¿cómo creerán si les hablo de las celestiales? Nadie ha subido al cielo sino el Hijo del hombre, que bajó del cielo y está en el cielo. Así como levantó Moisés la serpiente en el desierto, así tiene que ser levantado el Hijo del hombre, para que todo el que crea en él tenga vida eterna”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Haz, Señor, que nuestra vida toda sea testimonio vivo del poder de Cristo resucitado, que nos ha hecho morir con él al pecado, para que podamos resucitar con él, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

Amén.

SEÑOR, LA SANTIDAD ADORNA TU TEMPLO



lunes, 8 de abril de 2013

SOLEMNIDAD DE LA ANUNCIACIÓN DEL SEÑOR


CUANDO JESÚS VINO AL MUNDO, DIJO:
PADRE MÍO, HE VENIDO PARA CUMPLIR TU VOLUNTAD.

ALELUYA, ALELUYA.
Aquel que es la Palabra se hizo hombre y habitó entre nosotros y hemos visto su gloria.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (1, 26-38)

En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un varón de la estirpe de David, llamado José. La virgen se llamaba María.

Entró el ángel a donde ella estaba y le dijo: “Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo”. Al oír estas palabras, ella se preocupó mucho y se preguntaba qué querría decir semejante saludo.

El ángel le dijo: “No temas, María, porque has hallado gracia ante Dios. Vas a concebir y a dar a luz un hijo y le pondrás por nombre Jesús. El será grande y será llamado Hijo del Altísimo; el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, y él reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reinado no tendrá fin”.

María le dijo entonces al ángel: “¿Cómo podrá ser esto, puesto que yo permanezco virgen?” El ángel le contestó: “El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso, el Santo, que va a nacer de ti, será llamado Hijo de Dios. Ahí tienes a tu parienta Isabel, que a pesar de su vejez, ha concebido un hijo y ya va en el sexto mes la que llamaban estéril, porque no hay nada imposible para Dios”. María contestó: “Yo soy la esclava del Señor; cúmplase en mí lo que me has dicho”. Y el ángel se retiró de su presencia.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Dios nuestro, que quisiste que tu Hijo, al encarnarse en el seno de la Virgen María participara en toda nuestra condición humana, concede a quienes lo reconocemos como Dios y hombre verdadero, participar, por medio de la gracia, de su vida divina. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

CÚMPLASE EN MÍ 
LO QUE ME HAS DICHO