La Fe... Nuestra fuerza para vivir...

El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz. (Madre Teresa de Calcuta)
La fe se refiere a cosas que no se ven, y la esperanza, a cosas que no están al alcance de la mano. (Santo Tomás de Aquino)
No debemos perder la fe en la humanidad que es como el océano: no se ensucia porque algunas de sus gotas estén sucias. (Gandhi)

miércoles, 31 de julio de 2013

MEMORIA DE SAN IGNACIO DE LOYOLA, PRESBÍTERO

QUE AL NOMBRE DE JESÚS TODA RODILLA SE DOBLE,
EN LOS CIELOS, EN LA TIERRA, EN LOS ABISMOS,
Y QUE TODA LENGUA CONFIESE QUE JESUCRISTO ES EL SEÑOR,
PARA GLORIA DE DIOS PADRE.

ALELUYA, ALELUYA.
A ustedes los llamo amigos, dice el Señor, porque les he dado a conocer todo lo que le he oído a mi Padre.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (13, 44-46)

En aquel tiempo, Jesús dijo a la multitud: “El Reino de los cielos se parece a un tesoro escondido en un campo. El que lo encuentra lo vuelve a esconder y, lleno de alegría, va y vende cuanto tiene y compra aquel campo.

El Reino de los cielos se parece también a un comerciante en perlas finas que, al encontrar una perla muy valiosa, va y vende cuanto tiene y la compra”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Dios nuestro, tú que encendiste en san Ignacio de Loyola un apasionado amor por tu Hijo y por tu Iglesia, concédenos por su intercesión un celo infatigable por la salvación de las almas y una fidelidad inquebrantable al Vicario de Cristo. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

SANTO ES EL SEÑOR, NUESTRO DIOS



martes, 30 de julio de 2013

MARTES DE LA DÉCIMO SÉPTIMO SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

ERES JUSTO, SEÑOR,
Y RECTOS SON TUS MANDAMIENTOS.
MUÉSTRATE BONDADOSO CONMIGO
Y AYÚDAME A CUMPLIR TU VOLUNTAD.

ALELUYA, ALELUYA.
La semilla es la palabra de Dios y el sembrador es Cristo; todo aquel que lo encuentra vivirá para siempre.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (13, 36-43)

En aquel tiempo, Jesús despidió a la multitud y se fue a su casa. Entonces se le acercaron sus discípulos y le dijeron: “Explícanos la parábola de la cizaña sembrada en el campo”.

Jesús les contestó: “El sembrador de la buena semilla es el Hijo del hombre; el campo es el mundo; la buena semilla son los ciudadanos del Reino; la cizaña son los partidarios del demonio; el enemigo que la siembra es el demonio; el tiempo de la cosecha es el fin del mundo, y los segadores son los ángeles.

Y así como recogen la cizaña y la queman en el fuego, así sucederá al fin del mundo: el Hijo del hombre enviará a sus ángeles para que arranquen de su Reino a todos los que inducen a otros al pecado y a todos los malvados, y los arrojen en el horno encendido. Allí será el llanto y la desesperación. Entonces los justos brillarán como el sol en el Reino de su Padre. El que tenga oídos, que oiga”.

Palabra del Señor.
 
ORACIÓN

Señor, que te has dignado redimirnos y hacernos hijos tuyos, míranos siempre con amor de Padre y haz que cuantos creemos en Cristo, obtengamos la verdadera libertad y la herencia eterna. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

EL SEÑOR HACE JUSTICIA Y LE DA LA RAZÓN AL OPRIMIDO




lunes, 29 de julio de 2013

MEMORIA DE SANTA MARTA

CUANDO JESÚS LLEGÓ A BETANIA UNA MUJER,
 LLAMADA MARTA, LO RECIBIÓ EN SU CASA.

ALELUYA, ALELUYA.
Yo soy la luz del mundo, dice el Señor; el que me sigue tendrá la luz de la vida.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN (11, 19-27)

En aquel tiempo, muchos judíos habían ido a ver a Marta y a María para consolarlas por la muerte de su hermano Lázaro. Apenas oyó Marta que Jesús llegaba, salió a su encuentro; pero María se quedó en casa. Le dijo Marta a Jesús: “Señor, si hubieras estado aquí, no habría muerto mi hermano. Pero aún ahora estoy segura de que Dios te concederá cuanto le pidas”.

Jesús le dijo: “Tu hermano resucitará”. Marta respondió: “Ya sé que resucitará en la resurrección del último día”. Jesús le dijo: “Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá; y todo aquel que está vivo y cree en mí, no morirá para siempre. ¿Crees tú esto?” Ella le contestó: “Sí, Señor. Creo firmemente que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que tenía que venir al mundo”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Dios nuestro, que concediste a santa Marta el privilegio de hospedar y servir en su casa a tu Hijo, Jesucristo, concédenos, por su intercesión, no cerrar nunca nuestras puertas a los que nos necesitan, y ser recibidos por ti en tu casa del cielo. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


BENDIGAMOS AL SEÑOR 
A TODAS HORAS



domingo, 28 de julio de 2013

DÉCIMO SÉPTIMO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO – DÍA DEL SEÑOR

ADOREMOS A DIOS EN SU SANTO TEMPLO.
EL NOS HACE HABITAR JUNTOS EN SU CASA.
EL ES LA FUERZA Y EL PODER DE SU PUEBLO.

ALELUYA, ALELUYA.
Hemos recibido un espíritu de hijos, que nos hace exclamar: ¡Padre!
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (11, 1-13)

Un día, Jesús estaba orando y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: “Señor, enséñanos a orar, como Juan enseñó a sus discípulos”.

Entonces Jesús les dijo: “Cuando oren, digan: ‘Padre, santificado sea tu nombre, venga tu Reino, danos hoy nuestro pan de cada día y perdona nuestras ofensas, puesto que también nosotros perdonamos a todo aquel que nos ofende, y no nos dejes caer en tentación’ ”.

También les dijo: “Supongan que alguno de ustedes tiene un amigo que viene a medianoche a decirle: ‘Préstame, por favor, tres panes, pues un amigo mío ha venido de viaje y no tengo nada que ofrecerle’. Pero él le responde desde dentro: ‘No me molestes. No puedo levantarme a dártelos, porque la puerta ya está cerrada y mis hijos y yo estamos acostados’. Si el otro sigue tocando, yo les aseguro que, aunque no se levante a dárselos por ser su amigo, sin embargo, por su molesta insistencia, sí se levantará y le dará cuanto necesite.

Así también les digo a ustedes: Pidan y se les dará, busquen y encontrarán, toquen y se les abrirá. Porque quien pide, recibe; quien busca, encuentra, y al que toca, se le abre. ¿Habrá entre ustedes algún padre que, cuando su hijo le pida pan, le dé una piedra? ¿O cuando le pida pescado le dé una víbora? ¿O cuando le pida huevo, le dé un alacrán? Pues, si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¿cuánto más el Padre celestial dará el Espíritu Santo a quienes se lo pidan?”

Palabra del Señor.
 
ORACIÓN

Padre santo y todopoderoso, protector de los que en ti confían, ten misericordia de nosotros y enséñanos a usar con sabiduría de los bienes de la tierra, a fin de que no nos impidan alcanzar los del cielo. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


HABITEMOS JUNTOS EN LA CASA DEL SEÑOR




sábado, 27 de julio de 2013

MEMORIA DE SANTA MARÍA EN SÁBADO

MARÍA, EL ALTÍSIMO TE HA BENDECIDO
MÁS QUE A TODAS LAS MUJERES DE LA TIERRA,
Y DE TAL MANERA TE HA GLORIFICADO,
QUE LOS HOMBRES NO CESAN DE ALABARTE.

ALELUYA, ALELUYA.
Acepten dócilmente la palabra que ha sido sembrada en ustedes y es capaz de salvarlos.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (13, 24-30)

En aquel tiempo, Jesús propuso esta otra parábola a la muchedumbre: “El Reino de los cielos se parece a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero mientras los trabajadores dormían, llegó un enemigo del dueño, sembró cizaña entre el trigo y se marchó. Cuando crecieron las plantas y se empezaba a formar la espiga, apareció también la cizaña.

Entonces los trabajadores fueron a decirle al amo: ‘Señor, ¿qué no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, salió esta cizaña?’ El amo les respondió: ‘De seguro lo hizo un enemigo mío’. Ellos le dijeron: ‘¿Quieres que vayamos a arrancarla?’ Pero él les contestó: ‘No. No sea que al arrancar la cizaña, arranquen también el trigo. Dejen que crezcan juntos hasta el tiempo de la cosecha y, cuando llegue la cosecha, diré a los segadores: Arranquen primero la cizaña y átenla en gavillas para quemarla; y luego almacenen el trigo en mi granero’ ”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Por intercesión de la santísima Virgen María, llena de gracia, cuya gloriosa memoria estamos celebrando, haz, Señor, que también nosotros podamos participar de los dones de tu amor. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


OFRÉCELE AL SEÑOR TU GRATITUD

viernes, 26 de julio de 2013

MEMORIA DE SAN JOAQUÍN Y SANTA ANA, PADRES DE LA VIRGEN MARÍA


BENDITOS SEAN SAN JOAQUÍN Y SANTA ANA,
PORQUE FUERON LOS PADRES DE LA VIRGEN MARÍA;
POR ELLA NOS HA VENIDO LA SALVACIÓN
PROMETIDA A TODAS LAS NACIONES.

ALELUYA, ALELUYA.
Aguardaban el consuelo de Israel y el Espíritu Santo moraba en ellos.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (13, 16-17)

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Dichosos ustedes, porque sus ojos ven y sus oídos oyen. Yo les aseguro que muchos profetas y muchos justos desearon ver lo que ustedes ven y no lo vieron y oír lo que ustedes oyen y no lo oyeron”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Dios de nuestros padres, que concediste a san Joaquín y a santa Ana el privilegio de ser los padres de María, la madre del Salvador, ayúdanos, por su intercesión, a alcanzar la salvación eterna. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

DIOS LE DARÁ EL TRONO DE DAVID, SU PADRE



jueves, 25 de julio de 2013

FIESTA DE SANTIAGO, APÓSTOL

CAMINANDO JESÚS POR LA RIBERA DEL MAR DE GALILEA,
VIO A SANTIAGO Y A JUAN, HIJOS DE ZEBEDEO,
QUE ESTABAN REMENDANDO SUS REDES, Y LOS LLAMÓ.

ALELUYA, ALELUYA.
Yo los he elegido del mundo, dice el Señor, para que vayan y den fruto y su fruto permanezca.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (20, 20-28)

En aquel tiempo, se acercó a Jesús la madre de los hijos de Zebedeo, junto con ellos, y se postró para hacerle una petición. Él le preguntó:“¿Qué deseas?” Ella respondió: “Concédeme que estos dos hijos míos se sienten, uno a tu derecha y el otro a tu izquierda, en tu Reino”. Pero Jesús replicó: “No saben ustedes lo que piden. ¿Podrán beber el cáliz que yo he de beber?”. Ellos contestaron: “Sí podemos”. Y él les dijo: “Beberán mi cáliz; pero eso de sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo; es para quien mi Padre lo tiene reservado”.

Al oír aquello, los otros diez discípulos se indignaron contra los dos hermanos. Pero Jesús los llamó y les dijo: “Ya saben que los jefes de los pueblos los tiranizan y que los grandes los oprimen. Que no sea así entre ustedes. El que quiera ser grande entre ustedes, que sea el que los sirva, y el que quiera ser primero, que sea su esclavo; así como el Hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir y a dar la vida por la redención de todos”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Dios todopoderoso y eterno, que quisiste que Santiago fuera el primero de entre los apóstoles en derramar su sangre por el Evangelio, fortalece a tu Iglesia con el testimonio de su martirio y defiéndela con su valiosa protección. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


CONCÉDENOS, SEÑOR, TU PROTECCIÓN



miércoles, 24 de julio de 2013

MIÉRCOLES DE LA DÉCIMO SEXTA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

DIOS MÍO, TEN PIEDAD DE MÍ,
PUES SIN CESAR TE INVOCO.
TÚ ERES BUENO Y CLEMENTE
Y NO NIEGAS TU AMOR AL QUE TE INVOCA.

ALELUYA, ALELUYA.
La semilla es la palabra de Dios y el sembrador es Cristo; todo aquel que lo encuentra vivirá para siempre.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (13, 1-9)

Un día salió Jesús de la casa donde se hospedaba y se sentó a la orilla del mar. Se reunió en torno suyo tanta gente, que él se vio obligado a subir a una barca, donde se sentó, mientras la gente permanecía en la orilla. Entonces Jesús les habló de muchas cosas en parábolas y les dijo:

“Una vez salió un sembrador a sembrar, y al ir arrojando la semilla, unos granos cayeron a lo largo del camino; vinieron los pájaros y se los comieron. Otros granos cayeron en terreno pedregoso, que tenía poca tierra; ahí germinaron pronto, porque la tierra no era gruesa; pero cuando subió el sol, los brotes se marchitaron, y como no tenían raíces, se secaron. Otros cayeron entre espinos, y cuando los espinos crecieron, sofocaron las plantitas. Otros granos cayeron en tierra buena y dieron fruto: unos, ciento por uno; otros, sesenta; y otros, treinta. El que tenga oídos, que oiga”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Dios misericordioso, de quien procede todo lo bueno, inflámanos con tu amor y acércanos más a ti a fin de que podamos crecer en tu gracia y perseveremos en ella. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


EL SEÑOR LES DIO 
PAN DEL CIELO

martes, 23 de julio de 2013

MARTES DE LA DÉCIMO SEXTA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

ESCUCHA, SEÑOR, Y RESPÓNDEME;
SALVA A TU SIERVO QUE CONFÍA EN TI.
TEN PIEDAD DE MÍ, DIOS MÍO,
PUES SIN CESAR TE INVOCO.

ALELUYA, ALELUYA.
El que me ama cumplirá mi palabra y mi Padre lo amará y haremos en él nuestra morada, dice el Señor.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (12, 46-50)

En aquel tiempo, Jesús estaba hablando a la muchedumbre, cuando su madre y sus parientes se acercaron y trataban de hablar con él. Alguien le dijo entonces a Jesús: “Oye, ahí fuera están tu madre y tus hermanos, y quieren hablar contigo”.

Pero él respondió al que se lo decía: “¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?” Y señalando con la mano a sus discípulos, dijo: “Estos son mi madre y mis hermanos. Pues todo el que cumple la voluntad de mi Padre, que está en los cielos, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Dios nuestro, tú que puedes darnos un mismo querer y un mismo sentir, concédenos a todos amar lo que nos mandas y anhelar lo que nos prometes para que, en medio de las preocupaciones de esta vida, pueda encontrar nuestro corazón la felicidad verdadera. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


ALABEMOS AL SEÑO POR SU VICTORIA

lunes, 22 de julio de 2013

MEMORIA DE SANTA MARÍA MAGDALENA

JESÚS DIJO A MARÍA MAGDALENA:
VE Y DILES A MIS HERMANOS:
SUBO A MI PADRE Y A VUESTRO PADRE,
A MI DIOS Y A VUESTRO DIOS.

ALELUYA, ALELUYA.
¿Qué has visto de camino, María, en la mañana? A mi Señor glorioso, la tumba abandonada.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN (20, 1-2. 11-18)

El primer día después del sábado, estando todavía oscuro, fue María Magdalena al sepulcro y vio removida la piedra que lo cerraba. Echó a correr, llegó a la casa donde estaban Simón Pedro y el otro discípulo, a quien Jesús amaba, y les dijo: “Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo habrán puesto”.

María se había quedado llorando junto al sepulcro de Jesús. Sin dejar de llorar, se asomó al sepulcro y vio dos ángeles vestidos de blanco, sentados en el lugar donde había estado el cuerpo de Jesús, uno en la cabecera y el otro junto a los pies. Los ángeles le preguntaron: “¿Por qué estás llorando, mujer?” Ella les contestó: “Porque se han llevado a mi Señor y no sé dónde lo habrán puesto”.

Dicho esto, miró hacia atrás y vio a Jesús de pie, pero no sabía que era Jesús. Entonces él le dijo: “Mujer, ¿por qué estás llorando? ¿A quién buscas?” Ella, creyendo que era el jardinero, le respondió: “Señor, si tú te lo llevaste, dime dónde lo has puesto”. Jesús le dijo: “¡María!” Ella se volvió y exclamó: “¡Rabbuní!”, que en hebreo significa ‘maestro’. Jesús le dijo: “Déjame ya, porque todavía no he subido al Padre. Ve a decir a mis hermanos: ‘Subo a mi Padre y su Padre, a mi Dios y su Dios’ ”.

María Magdalena se fue a ver a los discípulos para decirles que había visto al Señor y para darles su mensaje.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Dios nuestro, que quisiste que santa María Magdalena fuera la primera en recibir de tu Hijo Unigénito el encargo de anunciar el gozo de la resurrección, concédenos, que siguiendo su ejemplo, demos a conocer a todos que Cristo vive y nos está esperando en el cielo. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


SEÑOR, MI ALMA TIENE SED DE TI

domingo, 21 de julio de 2013

DÉCIMO SEXTO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO - DÍA DEL SEÑOR

SEÑOR DIOS, TÚ ERES MI AUXILIO
Y EL ÚNICO APOYO DE MI VIDA;
TE OFRECERÉ DE CORAZÓN UN SACRIFICIO
Y TE DARÉ GRACIAS, SEÑOR, PORQUE ERES BUENO.

ALELUYA, ALELUYA.
Dichosos los que cumplen la palabra del Señor con un corazón bueno y sincero, y perseveran hasta dar fruto.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (10, 38-42)

En aquel tiempo, entró Jesús en un poblado, y una mujer, llamada Marta, lo recibió en su casa. Ella tenía una hermana, llamada María, la cual se sentó a los pies de Jesús y se puso a escuchar su palabra. Marta, entre tanto, se afanaba en diversos quehaceres, hasta que, acercándose a Jesús, le dijo: “Señor, ¿no te has dado cuenta de que mi hermana me ha dejado sola con todo el quehacer? Dile que me ayude”.

El Señor le respondió: “Marta, Marta, muchas cosas te preocupan y te inquietan, siendo así que una sola es necesaria. María escogió la mejor parte y nadie se la quitará”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Míranos, Señor, con amor y multiplica en nosotros los dones de tu gracia para que, llenos de fe, esperanza y caridad, permanezcamos siempre fieles en el cumplimiento de tus mandatos. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


¿QUIÉN SERÁ GRATO A TUS OJOS, SEÑOR?



sábado, 20 de julio de 2013

SÁBADO DE LA DÉCIMO QUINTA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

DIOS NUESTRO Y PROTECTOR NUESTRO,
UN SOLO DÍA EN TU CASA ES MÁS VALIOSO PARA TUS ELEGIDOS,
QUE MIL DÍAS EN CUALQUIER OTRA PARTE.

ALELUYA, ALELUYA.
Dios ha reconciliado consigo al mundo, por medio de Cristo, y nos ha encomendado a nosotros el mensaje de la reconciliación.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (12, 14-21)

En aquel tiempo, los fariseos se confabularon contra Jesús para acabar con él. Al saberlo, Jesús se retiró de ahí. Muchos lo siguieron y él curó a todos los enfermos y les mandó enérgicamente que no lo publicaran, para que se cumplieran las palabras del profeta Isaías:

Miren a mi siervo, a quien sostengo; a mi elegido, en quien tengo mis complacencias. En él he puesto mi Espíritu, para que haga brillar la justicia sobre las naciones. No gritará ni clamará, no hará oír su voz en las plazas, no romperá la caña resquebrajada, ni apagará la mecha que aún humea, hasta que haga triunfar la justicia sobre la tierra; y en él pondrán todas las naciones su esperanza.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Enciende, Señor, nuestros corazones con el fuego de tu amor a fin de que, amándote en todo y sobre todo, podamos obtener aquellos bienes que no podemos nosotros ni siquiera imaginar y has prometido tú a los que te aman. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


DEMOS GRACIAS AL SEÑOR, PORQUE ÉL ES BUENO



viernes, 19 de julio de 2013

VIERNES DE LA DÉCIMO QUINTA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

ACUÉRDATE, SEÑOR DE TU ALIANZA;
NO OLVIDES POR MÁS TIEMPO LA SUERTE DE TUS POBRES.
LEVÁNTATE, SEÑOR, A DEFENDER TU CAUSA;
NO OLVIDES LAS VOCES DE LOS QUE TE BUSCAN.

ALELUYA, ALELUYA.
Mis ovejas escuchan mi voz, dice el Señor; yo las conozco y ellas me siguen.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (12, 1-8)

Un sábado, atravesaba Jesús por los sembrados. Los discípulos, que iban con él, tenían hambre y se pusieron a arrancar espigas y a comerse los granos. Cuando los fariseos los vieron, le dijeron a Jesús: “Tus discípulos están haciendo algo que no está permitido hacer en sábado”.

El les contestó: “¿No han leído ustedes lo que hizo David una vez que sintieron hambre él y sus compañeros? ¿No recuerdan cómo entraron en la casa de Dios y comieron los panes consagrados, de los cuales ni él ni sus compañeros podían comer, sino tan sólo los sacerdotes?

¿Tampoco han leído en la ley que los sacerdotes violan el sábado porque ofician en el templo y no por eso cometen pecado? Pues yo digo que aquí hay alguien más grande que el templo.

Si ustedes comprendieran el sentido de las palabras: Misericordia quiero y no sacrificios, no condenarían a quienes no tienen ninguna culpa. Por lo demás, el Hijo del hombre también es dueño del sábado”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Dios eterno y todopoderoso a quien confiadamente podemos llamar ya Padre nuestro, haz crecer en nuestros corazones el espíritu de hijos adoptivos tuyos, para que podamos gozar, después de esta vida, de la herencia que nos has prometido. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

CUMPLIRÉ MIS PROMESAS AL SEÑOR



jueves, 18 de julio de 2013

JUEVES DE LA DÉCIMO QUINTA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

DIOS MÍO, VEN EN MI AYUDA;
SEÑOR, DATE PRISA EN SOCORRERME.
TÚ ERES MI AUXILIO Y MI SALVACIÓN;
SEÑOR, NO TARDES.

ALELUYA, ALELUYA.
Vengan a mí, todos los que están fatigados y agobiados por la carga, y yo les daré alivio, dice el Señor.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (11, 28-30)

En aquel tiempo, Jesús dijo: “Vengan a mí, todos los que están fatigados y agobiados por la carga, y yo los aliviaré. Tomen mi yugo sobre ustedes y aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontrarán descanso, porque mi yugo es suave y mi carga, ligera”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Señor, tú que eres nuestro creador y quien amorosamente dispone toda nuestra vida, renuévanos conforme a la imagen de tu Hijo y ayúdanos a conservar siempre tu gracia. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


EL SEÑOR NUNCA OLVIDA SUS PROMESAS




miércoles, 17 de julio de 2013

MIÉRCOLES DE LA DÉCIMO QUINTA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

ADOREMOS A DIOS EN SU SANTO TEMPLO.
EL NOS HACE HABITAR JUNTOS EN SU CASA.
EL ES LA FUERZA Y EL PODER DE SU PUEBLO.

ALELUYA, ALELUYA.
Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has revelado los misterios del Reino a la gente sencilla.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (11, 25-27)

En aquel tiempo, Jesús exclamó: “¡Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y las has revelado a la gente sencilla! Gracias, Padre, porque así te ha parecido bien.

El Padre ha puesto todas las cosas en mis manos. Nadie conoce al Hijo sino el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Padre santo y todopoderoso, protector de los que en ti confían, ten misericordia de nosotros y enséñanos a usar con sabiduría de los bienes de la tierra, a fin de que no nos impidan alcanzar los del cielo. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


EL SEÑOR ES COMPASIVO Y MISERICORDIOSO



martes, 16 de julio de 2013

MEMORIA DE NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN

TE ACLAMAMOS, SANTA MADRE DE DIOS,
PORQUE HAS DADO A LUZ AL REY
QUE GOBIERNA CIELO Y TIERRA
POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS.

ALELUYA, ALELUYA.
Hagámosle caso al Señor, que nos dice: “No endurezcan su corazón”.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (11, 20-24)

En aquel tiempo, Jesús se puso a reprender a las ciudades que habían visto sus numerosos milagros, por no haberse arrepentido. Les decía:

“¡Ay de ti, Corozaín! ¡Ay de ti, Betsaida! Porque si en Tiro y en Sidón se hubieran realizado los milagros que se han hecho en ustedes, hace tiempo que hubieran hecho penitencia, cubiertas de sayal y de ceniza. Pero yo les aseguro que el día del juicio será menos riguroso para Tiro y Sidón, que para ustedes.

Y tú, Cafarnaúm, ¿crees que serás encumbrada hasta el cielo? No. Serás precipitada en el abismo, porque si en Sodoma se hubieran realizado los milagros que en ti se han hecho, quizá estaría en pie hasta el día de hoy. Pero yo te digo que será menos riguroso el día del juicio para Sodoma que para ti”.

Palabra del Señor.
 
ORACIÓN

Padre todopoderoso, te suplicamos que la santísima Virgen María nos proteja siempre con su maternal intercesión y nos ayude a conocer y a amar a tu Hijo Jesucristo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

Amén.


BUSQUEN AL SEÑOR Y VIVIRÁN



lunes, 15 de julio de 2013

MEMORIA DE SAN BUENAVENTURA, OBISPO Y DOCTOR DE LA IGLESIA

EL SEÑOR LO HA LLENADO
DEL ESPÍRITU DE SABIDURÍA E INTELIGENCIA,
HA ABIERTO SUS LABIOS EN MEDIO DE LA ASAMBLEA
Y LO HA REVESTIDO DE GLORIA.

ALELUYA, ALELUYA.
Dichosos los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los cielos, dice el Señor.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (10, 34—11, 1)

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus apóstoles: “No piensen que he venido a traer la paz a la tierra; no he venido a traer la paz, sino la guerra. He venido a enfrentar al hijo con su padre, a la hija con su madre, a la nuera con su suegra; y los enemigos de cada uno serán los de su propia familia.

El que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí; y el que no toma su cruz y me sigue, no es digno de mí. El que salve su vida, la perderá y el que la pierda por mí, la salvará. Quien los recibe a ustedes, me recibe a mí; y quien me recibe a mí, recibe al que me ha enviado.

El que recibe a un profeta por ser profeta, recibirá recompensa de profeta; el que recibe a un justo por ser justo, recibirá recompensa de justo. Quien diere, aunque no sea más que un vaso de agua fría a uno de estos pequeños, por ser discípulo mío, yo les aseguro que no perderá su recompensa”.

Cuando acabó de dar instrucciones a sus doce discípulos, Jesús partió de ahí para enseñar y predicar en otras ciudades.
 
Palabra del Señor.


ORACIÓN

Te suplicamos, Dios nuestro, que quienes estamos reunidos aquí para celebrar la fiesta de san Buenaventura, podamos, por su intercesión y a ejemplo suyo, ir profundizando cada día más en tu conocimiento y en tu amor. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.



GRACIAS POR TODAS LAS GRACIAS QUE NOS HA DADO TU AMOR



domingo, 14 de julio de 2013

DÉCIMO QUINTO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO - DÍA DEL SEÑOR

YO QUIERO ACERCARME A TI, SEÑOR,
Y SACIARME DE GOZO EN TU PRESENCIA.

ALELUYA, ALELUYA.
Tus palabras, Señor, son Espíritu y vida. Tú tienes palabras de vida eterna.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (10, 25-37)

En aquel tiempo, se presentó ante Jesús un doctor de la ley para ponerlo a prueba y le preguntó: “Maestro, ¿qué debo hacer para conseguir la vida eterna?” Jesús le dijo: “¿Qué es lo que está escrito en la ley? ¿Qué lees en ella?” El doctor de la ley contestó: “Amarás al Señor tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con todo tu ser, y a tu prójimo como a ti mismo”. Jesús le dijo: “Has contestado bien; si haces eso, vivirás”.


El doctor de la ley, para justificarse, le preguntó a Jesús: “¿Y quién es mi prójimo?” Jesús le dijo: “Un hombre que bajaba por el camino de Jerusalén a Jericó, cayó en manos de unos ladrones, los cuales lo robaron, lo hirieron y lo dejaron medio muerto. Sucedió que por el mismo camino bajaba un sacerdote, el cual lo vio y pasó de largo. De igual modo, un levita que pasó por ahí, lo vio y siguió adelante. Pero un samaritano que iba de viaje, al verlo, se compadeció de él, se le acercó, ungió sus heridas con aceite y vino y se las vendó; luego lo puso sobre su cabalgadura, lo llevó a un mesón y cuidó de él. Al día siguiente sacó dos denarios, se los dio al dueño del mesón y le dijo: ‘Cuida de él y lo que gastes de más, te lo pagaré a mi regreso’.


¿Cuál de estos tres te parece que se portó como prójimo del hombre que fue asaltado por los ladrones?” El doctor de la ley le respondió: “El que tuvo compasión de él”. Entonces Jesús le dijo: “Anda y haz tú lo mismo”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Señor, tú que iluminas a los extraviados con la luz de tu Evangelio para que vuelvan al camino de la verdad, concede a cuantos nos llamamos cristianos imitar fielmente a Cristo y rechazar lo que pueda alejarnos de él. Por nuestro Señor Jesucristo tu Hijo, que Contigo vive y reina en la unidad del Espíritu Santo y eres Dios por los siglos de los siglos.

Amén.


TUS PALABRAS, SEÑOR, 
SON ESPÍRITU Y VIDA




sábado, 13 de julio de 2013

SÁBADO DE LA DÉCIMO CUARTA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

SEÑOR DIOS, TÚ ERES MI AUXILIO
Y EL ÚNICO APOYO DE MI VIDA;
TE OFRECERÉ DE CORAZÓN UN SACRIFICIO
Y TE DARÉ GRACIAS, SEÑOR, PORQUE ERES BUENO.

ALELUYA, ALELUYA.
Dichosos ustedes, si los injurian por ser cristianos, porque el Espíritu de Dios descansa en ustedes.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (10, 24-33)

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus apóstoles: “El discípulo no es más que el maestro, ni el criado más que su señor. Le basta al discípulo ser como su maestro y al criado ser como su señor. Si al señor de la casa lo han llamado Satanás, ¡qué no dirán de sus servidores!

No teman a los hombres. No hay nada oculto que no llegue a descubrirse; no hay nada secreto que no llegue a saberse. Lo que les digo de noche, repítanlo en pleno día, y lo que les digo al oído, pregónenlo desde las azoteas.

No tengan miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. Teman, más bien, a quien puede arrojar al lugar de castigo el alma y el cuerpo.

¿No es verdad que se venden dos pajarillos por una moneda? Sin embargo, ni uno solo de ellos cae por tierra si no lo permite el Padre. En cuanto a ustedes, hasta los cabellos de su cabeza están contados. Por lo tanto, no tengan miedo, porque ustedes valen mucho más que todos los pájaros del mundo.

A quien me reconozca delante de los hombres, yo también lo reconoceré ante mi Padre, que está en los cielos; pero al que me niegue delante de los hombres, yo también lo  negaré ante mi Padre, que está en los cielos”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Míranos, Señor, con amor y multiplica en nosotros los dones de tu gracia para que, llenos de fe, esperanza y caridad, permanezcamos siempre fieles en el cumplimiento de tus mandatos. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


SEÑOR DIOS, TÚ ERES MI AUXILIO


viernes, 12 de julio de 2013

VIERNES DE LA DÉCIMO CUARTA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

YO QUIERO ACERCARME A TI, SEÑOR,
Y SACIARME DE GOZO EN TU PRESENCIA.

ALELUYA, ALELUYA.
Cuando venga el Espíritu de verdad, él les enseñará toda la verdad y les recordará todo cuanto yo les he dicho, dice el Señor.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (10, 16-23)

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus apóstoles: “Yo los envío como ovejas entre lobos. Sean, pues, precavidos como las serpientes y sencillos como las palomas.

Cuídense de la gente, porque los llevarán a los tribunales, los azotarán en las sinagogas, los llevarán ante gobernadores y reyes por mi causa; así darán testimonio de mí ante ellos y ante los paganos. Pero, cuando los enjuicien, no se preocupen por lo que van a decir o por la forma de decirlo, porque en ese momento se les inspirará lo que han de decir. Pues no serán ustedes los que hablen, sino el Espíritu de su Padre el que hablará por ustedes.

El hermano entregará a su hermano a la muerte, y el padre a su hijo; los hijos se levantarán contra sus padres y los matarán; todos los odiarán a ustedes por mi causa, pero el que persevere hasta el fin, se salvará.

Cuando los persigan en una ciudad, huyan a otra. Yo les aseguro que no alcanzarán a recorrer todas las ciudades de Israel, antes de que venga el Hijo del hombre”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Señor, tú que iluminas a los extraviados con la luz de tu Evangelio para que vuelvan al camino de la verdad, concede a cuantos nos llamamos cristianos imitar fielmente a Cristo y rechazar lo que pueda alejarnos de él. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


LA SALVACIÓN DEL JUSTO ES EL SEÑOR



jueves, 11 de julio de 2013

MEMORIA DE SAN BENITO, ABAD

EL SEÑOR ES LA PARTE QUE ME HA TOCADO EN HERENCIA;
LA PARTE QUE HE RECIBIDO ES LA MÁS HERMOSA.
EL MISMO SEÑOR ES MI RECOMPENSA.

ALELUYA, ALELUYA.
El Reino de Dios está cerca, dice el Señor; arrepiéntanse y crean en el Evangelio.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (10, 7-15)

En aquel tiempo, envió Jesús a los Doce con estas instrucciones: “Vayan y proclamen por el camino que ya se acerca el Reino de los cielos. Curen a los leprosos y demás enfermos; resuciten a los muertos y echen fuera a los demonios. Gratuitamente han recibido este poder; ejérzanlo, pues, gratuitamente.

No lleven con ustedes, en su cinturón, monedas de oro, de plata o de cobre. No lleven morral para el camino ni dos túnicas ni sandalias ni bordón, porque el trabajador tiene derecho a su sustento.

Cuando entren en una ciudad o en un pueblo, pregunten por alguien respetable y hospédense en su casa hasta que se vayan. Al entrar, saluden así: ‘Que haya paz en esta casa’. Y si aquella casa es digna, la paz de ustedes reinará en ella; si no es digna, el saludo de paz de ustedes no les aprovechará. Y si no los reciben o no escuchan sus palabras, al salir de aquella casa o de aquella ciudad, sacudan el polvo de los pies. Yo les aseguro que el día del juicio, Sodoma y Gomorra serán tratadas con menos rigor que esa ciudad”.
 
Palabra del Señor.

ORACIÓN

Dios nuestro, que nos has dado en san Benito un maestro admirable de vida consagrada a ti, haz que, según sus enseñanzas antepongamos tu amor a todas las cosas y procuremos el bien de los demás antes que el nuestro. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.



EL SEÑOR ES MI RECOMPENSA



miércoles, 10 de julio de 2013

MIÉRCOLES DE LA DÉCIMO CUARTA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

RECORDAREMOS, SEÑOR,
LOS DONES DE TU AMOR, EN MEDIO DE TU TEMPLO.
QUE TODOS LOS HOMBRES DE LA TIERRA
TE CONOZCAN Y ALABEN, PORQUE ES INFINITA TU JUSTICIA.

ALELUYA, ALELUYA.
El Reino de Dios está cerca, dice el Señor; arrepiéntanse y crean en el Evangelio.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (10, 1-7)

En aquel tiempo, llamando Jesús a sus doce discípulos, les dio poder para expulsar a los espíritus impuros y curar toda clase de enfermedades y dolencias.

Estos son los nombres de los doce apóstoles: el primero de todos, Simón, llamado Pedro, y su hermano Andrés; Santiago y su hermano Juan, hijos del Zebedeo; Felipe y Bartolomé; Tomás y Mateo, el publicano; Santiago, hijo de Alfeo, y Tadeo; Simón, el cananeo, y Judas Iscariote, que fue el traidor.

A estos doce los envió Jesús con estas instrucciones: “No vayan a tierra de paganos, ni entren en ciudades de samaritanos. Vayan más bien en busca de las ovejas perdidas de la casa de Israel. Vayan y proclamen por el camino que ya se acerca el Reino de los cielos”.

Palabra del Señor.
 
ORACIÓN

Dios nuestro, que por medio de la muerte de tu Hijo has redimido al mundo de la esclavitud del pecado, concédenos participar ahora de una santa alegría y, después en el cielo, de la felicidad eterna. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.



MUÉSTRANOS SEÑOR, 
TU MISERICORDIA

martes, 9 de julio de 2013

MARTES DE LA DÉCIMO CUARTA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

PUEBLOS TODOS, APLAUDID;
ACLAMAD AL SEÑOR CON GRITOS DE JÚBILO.

ALELUYA, ALELUYA.
Yo soy el buen pastor, dice el Señor; yo conozco a mis ovejas y ellas me conocen a mí.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (9, 32-38)

En aquel tiempo, llevaron ante Jesús a un hombre mudo, que estaba poseído por el demonio. Jesús expulsó al demonio y el mudo habló. La multitud, maravillada, decía: “Nunca se había visto nada semejante en Israel”. Pero los fariseos decían: “Expulsa a los demonios por autoridad del príncipe de los demonios”.

Jesús recorría todas las ciudades y los pueblos, enseñando en las sinagogas, predicando el Evangelio del Reino y curando toda enfermedad y dolencia. Al ver a las multitudes, se compadecía de ellas, porque estaban extenuadas y desamparadas, como ovejas sin pastor. Entonces dijo a sus discípulos: “La cosecha es mucha y los trabajadores, pocos. Rueguen, por tanto, al dueño de la mies que envíe trabajadores a sus campos”.

Palabra del Señor.
 
ORACIÓN

Padre de bondad, que por medio de tu gracia nos has hecho hijos de la luz, concédenos vivir fuera de las tinieblas del error y permanecer siempre en el esplendor de la verdad. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


SEÑOR, ESCUCHA NUESTRA SÚPLICA



lunes, 8 de julio de 2013

LUNES DE LA DÉCIMO CUARTA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

FIRMEZA ES EL SEÑOR PARA SU PUEBLO,
DEFENSA Y SALVACIÓN PARA SUS FIELES.
SÁLVANOS, SEÑOR, VELA SOBRE NOSOTROS Y GUÍANOS SIEMPRE.

ALELUYA, ALELUYA.
Jesucristo, nuestro salvador, ha vencido la muerte y ha hecho resplandecer la vida por medio del Evangelio.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (9, 18-26)

En aquel tiempo, mientras Jesús hablaba, se le acercó un jefe de la sinagoga, se postró ante él y le dijo: “Señor, mi hija acaba de morir; pero ven tú a imponerle las manos y volverá a vivir”.

Jesús se levantó y lo siguió, acompañado de sus discípulos. Entonces, una mujer que padecía flujo de sangre desde hacía doce años, se le acercó por detrás y le tocó la orilla del manto, pues pensaba: “Con sólo tocar su manto, me curaré”. Jesús, volviéndose, la miró y le dijo: “Hija, ten confianza; tu fe te ha curado”. Y en aquel mismo instante quedó curada la mujer.

Cuando llegó a la casa del jefe de la sinagoga, vio Jesús a los flautistas, y el tumulto de la gente y les dijo: “Retírense de aquí. La niña no está muerta; está dormida”. Y todos se burlaron de él. En cuanto hicieron salir a la gente, entró Jesús, tomó a la niña de la mano y ésta se levantó. La noticia se difundió por toda aquella región.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Padre misericordioso, que nunca dejas de tu mano a quienes has hecho arraigar en tu amistad, concédenos vivir siempre movidos por tu amor y un filial temor de ofenderte. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


SEÑOR, EN TI CONFÍO