La Fe... Nuestra fuerza para vivir...

El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz. (Madre Teresa de Calcuta)
La fe se refiere a cosas que no se ven, y la esperanza, a cosas que no están al alcance de la mano. (Santo Tomás de Aquino)
No debemos perder la fe en la humanidad que es como el océano: no se ensucia porque algunas de sus gotas estén sucias. (Gandhi)

jueves, 18 de julio de 2013

JUEVES DE LA DÉCIMO QUINTA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

DIOS MÍO, VEN EN MI AYUDA;
SEÑOR, DATE PRISA EN SOCORRERME.
TÚ ERES MI AUXILIO Y MI SALVACIÓN;
SEÑOR, NO TARDES.

ALELUYA, ALELUYA.
Vengan a mí, todos los que están fatigados y agobiados por la carga, y yo les daré alivio, dice el Señor.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (11, 28-30)

En aquel tiempo, Jesús dijo: “Vengan a mí, todos los que están fatigados y agobiados por la carga, y yo los aliviaré. Tomen mi yugo sobre ustedes y aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontrarán descanso, porque mi yugo es suave y mi carga, ligera”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Señor, tú que eres nuestro creador y quien amorosamente dispone toda nuestra vida, renuévanos conforme a la imagen de tu Hijo y ayúdanos a conservar siempre tu gracia. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


EL SEÑOR NUNCA OLVIDA SUS PROMESAS




No hay comentarios:

Publicar un comentario