La Fe... Nuestra fuerza para vivir...

El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz. (Madre Teresa de Calcuta)
La fe se refiere a cosas que no se ven, y la esperanza, a cosas que no están al alcance de la mano. (Santo Tomás de Aquino)
No debemos perder la fe en la humanidad que es como el océano: no se ensucia porque algunas de sus gotas estén sucias. (Gandhi)

jueves, 1 de mayo de 2014

MEMORIA DE SAN JOSÉ, OBRERO

DICHOSO EL QUE TEME AL SEÑOR Y CUMPLE SU VOLUNTAD.
EL GOZARÁ EL FRUTO DE SU TRABAJO
TENDRÁ PROSPERIDAD Y ALEGRÍA. ALELUYA.

ALELUYA, ALELUYA.
Bendito sea el Señor día tras día que nos lleve en sus alas y nos salve.
Aleluya.

DE SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (13, 54-58)

En aquel tiempo, Jesús llegó a su tierra y se puso a enseñar a la gente en la sinagoga, de tal forma, que todos estaban asombrados y se preguntaban: “¿De dónde ha sacado éste esa sabiduría y esos poderes milagrosos? ¿Acaso no es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama María su madre y no son sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas? ¿Qué no viven entre nosotros todas sus hermanas? ¿De dónde, pues, ha sacado todas estas cosas?” Y se negaban a creer en él.

Entonces, Jesús les dijo: “Un profeta no es despreciado más que en su patria y en su casa”. Y no hizo muchos milagros ahí por la incredulidad de ellos.

PALABRA DEL SEÑOR.

ORACIÓN

Dios nuestro, creador del universo, que has querido que el hombre colabore con su trabajo al perfeccionamiento de tu obra y al bien de sus hermanos, por intercesión de san José y a ejemplo suyo, concédenos comprender y realizar la misión que nos has encomendado aquí, a cada uno. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


DALES, SEÑOR, PROSPERIDAD A NUESTRAS OBRAS

No hay comentarios:

Publicar un comentario