La Fe... Nuestra fuerza para vivir...

El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz. (Madre Teresa de Calcuta)
La fe se refiere a cosas que no se ven, y la esperanza, a cosas que no están al alcance de la mano. (Santo Tomás de Aquino)
No debemos perder la fe en la humanidad que es como el océano: no se ensucia porque algunas de sus gotas estén sucias. (Gandhi)

lunes, 25 de febrero de 2013

LUNES DE LA SEGUNDA SEMANA DE CUARESMA


SÁLVAME, SEÑOR, Y TEN MISERICORDIA DE MÍ.
MI PIE SE MANTIENE EN EL CAMINO RECTO, 
EN LA ASAMBLEA BENDECIRÉ AL SEÑOR. 


HONOR Y GLORIA A TI, SEÑOR JESÚS.
Tus palabras, Señor, son espíritu y vida. Tú tienes palabras de vida eterna.
Honor y gloria a ti, Señor Jesús.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (6, 36-38)

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Sean misericordiosos, como su Padre es misericordioso. No juzguen y no serán juzgados; no condenen y no serán condenados; perdonen y serán perdonados.

Den y se les dará: recibirán una medida buena, bien sacudida, apretada y rebosante en los pliegues de su túnica. Porque con la misma medida con que midan, serán medidos”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Señor, tú que para nuestro progreso espiritual nos mandas dominar nuestro cuerpo mediante la austeridad, ayúdanos a huir también de todo pecado y a entregarnos, con amor filial, al cumplimiento de tus mandamientos. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

SÁLVAME, SEÑOR, Y TEN MISERICORDIA DE MÍ


No hay comentarios:

Publicar un comentario