La Fe... Nuestra fuerza para vivir...

El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz. (Madre Teresa de Calcuta)
La fe se refiere a cosas que no se ven, y la esperanza, a cosas que no están al alcance de la mano. (Santo Tomás de Aquino)
No debemos perder la fe en la humanidad que es como el océano: no se ensucia porque algunas de sus gotas estén sucias. (Gandhi)

viernes, 28 de junio de 2013

MEMORIA DE SAN IRENEO, OBISPO Y MÁRTIR

CUIDARÉ DE MIS OVEJAS, DICE EL SEÑOR,
Y LES BUSCARÉ UN PASTOR QUE LAS APACIENTE,
Y YO, EL SEÑOR, SERÉ SU DIOS.

ALELUYA, ALELUYA.
Cristo hizo suyas nuestras debilidades y cargó con nuestros dolores.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (8, 1-4)

En aquel tiempo, cuando Jesús bajó de la montaña, lo iba siguiendo una gran multitud. De pronto se le acercó un leproso, se postró ante él y le dijo: “Señor, si quieres, puedes curarme”. Jesús extendió la mano y lo tocó, diciéndole: “Sí quiero, queda curado”.

Inmediatamente quedó limpio de la lepra. Jesús le dijo: “No le vayas a contar esto a nadie. Pero ve ahora a presentarte al sacerdote y lleva la ofrenda prescrita por Moisés para probar tu curación”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Señor, tú que llamaste al obispo san Ireneo a defender tu verdad y a traer la paz a tu Iglesia, aumenta en nosotros la fe y la caridad a fin de que nos esforcemos siempre por fomentar la unidad y la concordia entre los hombres. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


DICHOSO EL QUE TEME AL SEÑOR Y SIGUE SUS CAMINOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario