La Fe... Nuestra fuerza para vivir...

El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz. (Madre Teresa de Calcuta)
La fe se refiere a cosas que no se ven, y la esperanza, a cosas que no están al alcance de la mano. (Santo Tomás de Aquino)
No debemos perder la fe en la humanidad que es como el océano: no se ensucia porque algunas de sus gotas estén sucias. (Gandhi)

martes, 18 de junio de 2013

MARTES DE LA ONCEAVA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

VI AL SEÑOR SENTADO EN UN TRONO EXCELSO;
LO ADORABAN UNA MULTITUD DE ÁNGELES
QUE CANTABAN A UNA SOLA VOZ:
“ESTE ES AQUÉL CUYO PODER PERMANECE ETERNAMENTE”.

ALELUYA, ALELUYA.
Les doy un mandamiento nuevo, dice el Señor, que se amen los unos a los otros, como yo los he amado.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (5, 43-48)

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Han oído ustedes que se dijo: Ama a tu prójimo y odia a tu enemigo; yo, en cambio, les digo: Amen a sus enemigos, hagan el bien a los que los odian y rueguen por los que los persiguen y calumnian, para que sean hijos de su Padre celestial, que hace salir su sol sobre los buenos y los malos, y manda su lluvia sobre los justos y los injustos.

Porque si ustedes aman a los que los aman, ¿qué recompensa merecen? ¿No hacen eso mismo los publicanos? Y si saludan tan sólo a sus hermanos, ¿qué hacen de  extraordinario? ¿No hacen eso mismo los paganos? Ustedes, pues, sean perfectos, como su Padre celestial es perfecto”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Escucha, Señor, con bondad, las súplicas de tu pueblo, y concédenos luz para conocer tu voluntad  y fortaleza para cumplirla. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


EL SEÑOR SIEMPRE ES FIEL A SU PALABRA

No hay comentarios:

Publicar un comentario