La Fe... Nuestra fuerza para vivir...

El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz. (Madre Teresa de Calcuta)
La fe se refiere a cosas que no se ven, y la esperanza, a cosas que no están al alcance de la mano. (Santo Tomás de Aquino)
No debemos perder la fe en la humanidad que es como el océano: no se ensucia porque algunas de sus gotas estén sucias. (Gandhi)

sábado, 7 de junio de 2014

SOLEMNIDAD DE PENTECOSTÉS - MISA VESPERTINA DE LA VIGILIA

EL AMOR A DIOS HA SIDO INFUNDIDO
EN NUESTROS CORAZONES POR EL ESPÍRITU SANTO,
QUE HABITA EN NOSOTROS. ALELUYA.

ALELUYA, ALELUYA.
Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN (7, 37-39)

El último día de la fiesta, que era el más solemne, exclamó Jesús en voz alta: “El que tenga sed, que venga a mí; y beba, aquel que cree en mí. Como dice la Escritura: Del corazón del que cree en mí brotarán ríos de agua viva”.

Al decir esto, se refería al Espíritu Santo que habían de recibir los que creyeran en él, pues aún no había venido el Espíritu, porque Jesús no había sido glorificado.

PALABRA DEL SEÑOR.

ORACIÓN

Dios eterno y todopoderoso, que quisiste consumar el misterio de la muerte, resurrección y ascensión de tu Hijo, con la venida del Espíritu Santo, renueva el prodigio de Pentecostés y haz que todos los pueblos de la tierra superen con tu amor sus diferencias y te reconozcan como Padre. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.


ENVÍA, SEÑOR, TU ESPÍRITU, A RENOVAR LA TIERRA. ALELUYA

No hay comentarios:

Publicar un comentario