La Fe... Nuestra fuerza para vivir...

El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz. (Madre Teresa de Calcuta)
La fe se refiere a cosas que no se ven, y la esperanza, a cosas que no están al alcance de la mano. (Santo Tomás de Aquino)
No debemos perder la fe en la humanidad que es como el océano: no se ensucia porque algunas de sus gotas estén sucias. (Gandhi)

viernes, 2 de agosto de 2013

VIERNES DE LA DÉCIMO SÉPTIMA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

A LOS QUE ESPERAN EN TI SEÑOR,
CONCÉDELES TU PAZ, Y CUMPLE ASÍ
LAS PALABRAS DE TUS PROFETAS; ESCÚCHAME, SEÑOR,
Y ATIENDE A LAS PLEGARIAS DE TU PUEBLO.

ALELUYA, ALELUYA.
La palabra de Dios permanece para siempre. Y ésa es la palabra que se les ha anunciado.
Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (13, 54-58)

En aquel tiempo, Jesús llegó a su tierra y se puso a enseñar a la gente en la sinagoga, de tal forma, que todos estaban asombrados y se preguntaban: “¿De dónde ha sacado éste esa sabiduría y esos poderes milagrosos? ¿Acaso no es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama María su madre y no son sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas? ¿Qué no viven entre nosotros todas sus hermanas? ¿De dónde, pues, ha sacado todas estas cosas?” Y se negaban a creer en él.

Entonces, Jesús les dijo: “Un profeta no es despreciado más que en su patria y en su casa”. Y no hizo muchos milagros allí por la incredulidad de ellos.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Míranos, Señor, con ojos de misericordia y haz que experimentemos vivamente tu amor para que podamos servirte con todas nuestras fuerzas. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

A LOS QUE ESPERAN EN TI SEÑOR, CONCÉDELES TU PAZ




No hay comentarios:

Publicar un comentario