La Fe... Nuestra fuerza para vivir...

El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz. (Madre Teresa de Calcuta)
La fe se refiere a cosas que no se ven, y la esperanza, a cosas que no están al alcance de la mano. (Santo Tomás de Aquino)
No debemos perder la fe en la humanidad que es como el océano: no se ensucia porque algunas de sus gotas estén sucias. (Gandhi)

jueves, 22 de noviembre de 2012

MEMORIA DE SANTA CECILIA, VIRGEN Y MÁRTIR


LA VIDA CONSAGRADA A DIOS 
ES UN SIGNO DEL 
REINO DE LOS CIELOS

No endurezcan su corazón, 
como el día de la rebelión en el desierto, dice el Señor. Aleluya.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (19, 41-44)

En aquel tiempo, cuando Jesús estuvo cerca de Jerusalén y contempló la ciudad, lloró por ella y exclamó:

“¡Si en este día comprendieras tú lo que puede conducirte a la paz! Pero eso está oculto a tus ojos. Ya vendrán días en que tus enemigos te rodearán de trincheras, te sitiarán y te atacarán por todas partes y te arrasarán. Matarán a todos tus habitantes y no dejarán en ti piedra sobre piedra, porque no aprovechaste la oportunidad que Dios te daba”.

Palabra del Señor.

ORACIÓN

Que la intercesión de santa Cecilia, virgen y mártir, nos obtenga, Señor, de tu misericordia, la gracia de vivir con alegría nuestra fe para que merezcamos cantar tus alabanzas en el cielo. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

EL SEÑOR ES AMIGO DE SU PUEBLO



No hay comentarios:

Publicar un comentario