La Fe... Nuestra fuerza para vivir...

El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz. (Madre Teresa de Calcuta)
La fe se refiere a cosas que no se ven, y la esperanza, a cosas que no están al alcance de la mano. (Santo Tomás de Aquino)
No debemos perder la fe en la humanidad que es como el océano: no se ensucia porque algunas de sus gotas estén sucias. (Gandhi)

lunes, 27 de agosto de 2012

EL EJEMPLO DE SANTA MÓNICA

Santa Mónica (tomando el ejemplo de vida de la Santísima Virgen María) es una gran guía y mentora para todos nosotros, es el vivo ejemplo de una madre abnegada que nunca perdió la fe, siempre estuvo orando y pidiéndole a Dios por la conversión y el bienestar de su hijo, San Agustín, quien antes de ser santo, fue alejándose cada vez más de la fe y cayendo en mayores y peores pecados y errores. Esto no hizo que la fe de esta gran madre con carácter y siempre le pidió a Dios por la conversión de su hijo, quedando viuda cuando su hijo tenía 17 años, nunca desistió en su lucha y logró su objetivo, su sueño, su anhelo, que su hijo Agustín dejara el mal y sirviera a Dios.

Santa Mónica es un gran ejemplo de lucha y perseverancia, más en nuestros días en los cuales el porcentaje de madres que tienen que criar a sus hijos solas por la ausencia del padre (por diversos motivos y razones) es elevado, ella es el vivo ejemplo de que, aún en los momentos más difíciles y oscuros de la vida, si estamos firmemente afianzados en Dios, tomados de su mano, nada es imposible, al contrario, hasta el corazón más duro y alejado del Todopoderoso puede volver a Él, para Dios nada es imposible.

Pidamos con fe, al ejemplo de Santa Mónica, para que si en nuestras familias o con nuestros amigos tenemos a alguien que se ha apartado de los caminos de Dios, pueda volver a Él y que nosotros nunca nos cansemos de pedirle, al contrario, a cada momento, cada día de nuestra vida orar con fe por nuestra conversión y de las demás personas que tienen Hambre de Dios...


No hay comentarios:

Publicar un comentario